Sevilla se suma a la Semana Europea de la Prueba Hepatitis-VIH

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Sevilla se suma a la Semana Europea de la Prueba Hepatitis-VIH

Publicado 19/11/2016 18:16:42CET

SEVILLA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Sevilla acoge otro año más la Semana Europea de la Prueba Hepatitis-VIH con un programa de actividades de prevención y sensibilización que han arrancado este sábado en la Alameda con realización de pruebas rápidas de VIH-Hepatitis C bajo el lema 'Testar, tratar. Hazte la prueba'.

De esta manera, hasta el 1 de diciembre se sucederán, además de estas pruebas, sesiones formativas y campañas de sensibilización para los más jóvenes. Será ese mismo día cuando se celebre en la ciudad hispalense el Día Mundial contra el SIDA, que incluirá la lectura de un manifiesto.

Según informa una nota del Consistorio, esta edición tiene una especial relevancia para Sevilla, ya que la capital andaluza ha entrado a formar parte durante este año de las denominadas ciudades 'Fast Track Cities to end the Aids Empidemic' (Proyecto Ciudades Aceleradas para poner fin a la Epidemia del SIDA) que lideran la Alcaldía de París, la Asociación Internacional de Profesionales de Atención del SIDA y Naciones Unidas.

En estos momentos, 36 ciudades de todo el mundo secundan esta Declaración de París (Sevilla lo hace desde mayo de 2016). El objetivo final de la iniciativa es acabar con el SIDA como amenaza en el horizonte de 2030, así como con el estigma y la discriminación. Este movimiento se forjó gracias a la citada Declaración de París, firmada en el Día Mundial del Sida de 2014 en la capital francesa, y estuvo promovido por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida), el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat), la Ciudad de París y la Asociación Internacional de Profesionales de Atención al SIDA (Iapac).

De esta manera, Sevilla ha sido la primera ciudad española en firmar la adhesión a esta declaración, dando cumplimiento al acuerdo plenario aprobado por unanimidad en octubre de 2015 y siendo dicha acción impulsada por Adhara, Centro Comunitario de VIH/Sida y otras ITS. Estos objetivos de la Declaración de París son una prioridad en la agenda política, y para ello, se constituye una comisión mixta de trabajo donde las miradas y los esfuerzos creen sinergias entre administraciones y movimiento civil.

SUBVENCIONES

En esa línea, el pasado mes de octubre el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Bienestar Social y Empleo, aprobó una convocatoria pública para conceder subvenciones a entidades sin ánimo de lucro que se dediquen a actividades de prevención contra el VIH-SIDA con un importe de 10.000 euros para el ejercicio de 2016 y en régimen de concurrencia competitiva. La finalidad principal de esa convocatoria era establecer vías de colaboración con la iniciativa social sobre los proyectos de prevención de la enfermedad, promoción y protección de la salud frente al VIH-SIDA que sean complementarios a los propios de la administración local.

Esta convocatoria de subvenciones fue "un compromiso presupuestario del gobierno de la ciudad con Izquierda Unida" y, asimismo, complementa otras partidas municipales con el mismo fin licitadas a lo largo de 2016. Entre estas, destacan varias campañas de información frente a las infecciones de transmisión sexual y VIH-SIDA con 46.835 euros de presupuesto, y adquisición de materiales para formación en prevención de enfermedades de transmisión sexual y VIH por 7.366 euros.

La Comisión Fast-Track en Sevilla está constituida por el Ayuntamiento de Sevilla, Adhara (Centro Comunitario de VIH/SIDA y otras ITS), la Consejería de Salud (Delegación territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía), Fundación Atenea, Fundación Triángulo, Médicos del Mundo y la Universidad de Sevilla.

El movimiento Fast-Track Cities se compromete con siete objetivos, entre los que destacan "conseguir que el SIDA no sea una amenaza para la salud pública en el año 2030, reduciendo las nuevas infecciones por VIH; afrontar las causas del riesgo y la transmisión, utilizando todos los medios y recursos a nuestro alcance, y conseguir una transformación social positiva, construyendo sociedades inclusivas, sensibles y equitativas"; entre otros.

Así, esta semana pretende hacer visible una enfermedad que afecta a una población de entre 130.000 y 160.000 personas, de las que entre el 25 por ciento y el 30 por ciento no están diagnosticadas. Con una sencilla prueba en el centro de salud, el centro de infecciones de transmisión sexual o en asociaciones habilitadas se puede saber si una persona tiene VIH o hepatitis.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies