El alcalde de Guillena se remite a las modificaciones del PGOU y entiende que "no hay delito"

 

El alcalde de Guillena se remite a las modificaciones del PGOU y entiende que "no hay delito"

Actualizado 11/05/2006 18:09:02 CET

SEVILLA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Guillena, Justo Padilla (PSOE), prestó hoy declaración hoy ante el juzgado de instrucción número 8 de Sevilla a consecuencia de las "irregularidades urbanísticas" denunciadas por el Grupo municipal de IULV-CA, alegando que las licencias de obras aludidas por la coalición fueron fruto de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana.

En declaraciones a Europa Press, Justo Padilla informó de que tanto él como el arquitecto municipal y el secretario en funciones del Ayuntamiento durante el año 2001, prestaron declaración ante el juez a consecuencia de la denuncia que IULV-CA interpuso por la concesión de licencias de obras "en suelo reservado para zona verde y en suelo no urbano" junto al polígono industrial El Cerro.

Durante su declaración, el alcalde alegó que la concesión de las licencias de obras obedeció a "una modificación" del PGOU formulada cuando éste ya había sido aprobado de forma inicial por el pleno del Ayuntamiento de Guillena, por lo que consideró que "no hay delito" en la concesión de estas licencias. De todas formas, recordó que los hechos se remontan a 2001 y advirtió de que, en cualquier caso, "todo habría prescrito".

Justo Padilla agregó que hasta el momento no existe imputación por parte la Fiscalía, al tiempo que la causa sigue instruyéndose dentro del proceso de diligencias previas. "Entendemos que no hay delito", dijo una vez más el primer edil de Guillena. Las citaciones del antiguo arquitecto municipal y del secretario en funciones de aquel momento obedecen a que ambos firmaron informes contrarios al otorgamiento de las licencias.

Según había denunciado el Grupo municipal de IULV-CA, la concesión de tales licencias urbanísticas no fue debatida en el pleno, considerando que la recalificación de estos terrenos que habían sido inicialmente declarados como zona verde y no urbanizable correspondería a la Junta de Andalucía.

En ese sentido, IULV-CA recordó que el Consejo de Gobierno de la Junta acordó denegar la petición del Ayuntamiento de Guillena para que se pudiera construir en dichos terrenos "por no considerarlos idóneos por su proximidad al cauce del arroyo y ser zona verde".

IULV-CA defiende que la construcción de naves en estos suelos, fruto de tales licencias, cuenta con el informe desfavorable de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, de la Consejería de Obras Públicas y Transportes y del Consejo Consultivo.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies