Condenan a 21 y 12,5 años de cárcel a la pareja acusada de robar y matar al taxista Amador Guerrero

 

Condenan a 21 y 12,5 años de cárcel a la pareja acusada de robar y matar al taxista Amador Guerrero

Actualizado 06/02/2006 17:24:24 CET

SEVILLA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a la pareja formada por Juan M.F. y Rocío S.A. a las penas de 21 y 12 años y medio de prisión, respectivamente, por el robo y asesinato del taxista Amador Guerrero en la barriada sevillana de El Gordillo en agosto de 2004, después de que un jurado popular considerara asesino al primero de ellos, cómplice a la segunda y culpables de robo con violencia a ambos.

En el texto de la sentencia, al que ha tenido acceso Europa Press, la Sala concreta en cinco años la pena por la coautoría del robo, con agravantes de alevosía y reincidencia --aunque con la atenuante de drogadicción en el caso de Rocío S.A.--, mientras que para Juan M.F. se decretan 16 años de prisión por asesinato sin atenuantes y para su ex pareja sentimental siete años y medio por cómplice.

La sanción de cinco años por robo se impone, según la Sala, "dada la peligrosidad que evidencian al ejecutar su acción y la nula reprobación del delito que provocaron las condenas previas". Aunque en Rocío S.A. concurre la atenuante de drogadicción, "el grado de ejecución alcanzado hace igualmente reprochable su conducta, pues no olvidemos que es ella quien coge los efectos, luego se impone la misma pena".

Por otro lado, los 16 años para Juan M.F. se imponen debido a que las penas por asesinato oscilan entre 15 y 20 años. Debido al "desarraigo social" del acusado, se optó por no poner la máxima, aunque tampoco la mínima, por la "gravedad extrema" del suceso.

Asimismo, Juan M.F. deberá indemnizar a la viuda del fallecido, Aguas Santas Fernández, con 100.000 euros y a sus tres hijos con 8.000 euros a cada uno, respondiendo del pago de estas cantidades en forma civil subsidiaria Rocío S.A. Ambos acusados abonarán también en forma civil directa y solidaria a las personas indicadas anteriormente la suma de 300 euros por el delito de robo.

Durante el juicio, el Ministerio Público insistió en las contradicciones existentes en las declaraciones de los encartados, pues durante la declaración en el juzgado de instrucción se dijo que el robo se les había ocurrido "de forma súbita", mientras que la declaración de Juan M.F. el pasado lunes hablaba de un plan previo.

EXCULPACION INICIAL "LOGICA Y COHERENTE"

Igualmente, la incitación al asesinato presuntamente llevada a cabo por la acusada se contradecía con la exculpación que durante todo este tiempo ha realizado Juan M.F., aunque esto, según el Ministerio Público, obedece a una decisión "lógica y coherente" de querer liberar de culpas a la que por aquel entonces era su pareja sentimental.

Pese a que la Fiscalía reconoció como un hecho "incontestable" la drogadicción "importante" de los dos acusados, manifestó que en el momento de los hechos ambos acusados eran plenamente conscientes de sus actos y no tenían síndrome de abstinencia, puesto que habían consumido poco tiempo antes, rechazando de este modo la atenuante de drogadicción.

La defensa de Rocío S.A. destacó la confesión de Juan M.F. como prueba de que a su patrocinada no se le puede acusar del delito de asesinato, y destacó que el acusado es una persona "violenta" y que la tenía "amenazada". Por otro lado, el letrado defensor de Juan M.F. solicitó que a su cliente se le juzgara por un delito de homicidio, o en su defecto una gradación menor de la pena de asesinato por su drogadicción, debido a que el "cóctel" de 15 pastillas, alcohol, heroína y cocaína que éste declaró haber consumido antes del crimen "es una bomba que afecta por fuerza al cerebro".

MULTIPLES PUÑALADAS

Ambos imputados fueron detenidos por la Policía el 24 de septiembre de 2004. Según la investigación, él cometió la agresión definitiva con un cuchillo, del que quisieron deshacerse arrojándolo a un canal, pero que se quedó en la cuneta y fue recuperado en la inspección ocular.

La pareja tomó el taxi en la avenida de la Barzola y le indicaron a Guerrero como destino la localidad de San José de la Rinconada (Sevilla). Antes de apuñalarle por la espalda mientras el taxista huía, ambos le sustrajeron unos 275 euros y otros efectos, según mantuvo la Policía cuando los arrestó y los puso a disposición judicial.

El taxista recorrió 8,100 kilómetros en aquel trayecto después de que entrara al servicio a las 4.30 horas del 15 de agosto. Unos treinta minutos después, la pareja subió al vehículo en el que se desencadenó la mortal agresión, que motivó además diversas movilizaciones en la capital a cargo de los taxistas con motivo de la inseguridad en el sector.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies