Procesan por asesinato, maltrato y tenencia ilícita de armas al presunto parricida de Los Pajaritos

 

Procesan por asesinato, maltrato y tenencia ilícita de armas al presunto parricida de Los Pajaritos

Actualizado 04/03/2006 16:05:00 CET

SEVILLA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Sevilla, María Eulalia Blat Peris, ha levantado el secreto de sumario que pesaba sobre el presunto parricidio cometido el pasado mes de diciembre de 2005 en la barriada sevillana de Los Pajaritos, cuando un joven de 21 años provocó supuestamente la muerte de su esposa de un tiro en la cabeza.

Fuentes del caso informaron a Europa Press de que la jueza ha tomado la decisión, en base a indicios periciales, de procesar a Enrique R., de 21 años, como presunto autor de delitos de asesinato y malos tratos en la figura de su mujer, Susana V., de 20 años, y tenencia ilícita de armas --pese a que la Policía aún no ha podido encontrar el revólver con el que supuestamente se llevó a cabo el crimen--.

El pasado 13 de febrero se llevó a cabo la reconstrucción de los hechos, dictada por la jueza instructora como última prueba de un sumario cuyo secreto se ha prolongado tres meses. En ésta, Enrique R. sostuvo la tesis de un accidente, según el cual la pistola se le disparó mientras la limpiaba, alcanzando a su mujer en la frente.

En dicha reconstrucción se encontraban presentes todas las partes, así como la magistrada instructora y los peritos del Cuerpo Nacional de Policía. El acusado relató cómo se encontraba limpiando su arma, cargada con varias balas y sin el seguro de protección puesto, cuando se le disparó "por accidente", causando la muerte de la víctima.

Blat Peris decidió a principios de febrero dar por segunda vez una prórroga de un mes para levantar el secreto de sumario debido a que aún faltaban por realizarse algunas de las pruebas solicitadas. La primera prórroga, que se hizo efectiva a principios del mes de enero, obedecía a la falta de documentación que permitiera a la jueza instruir el caso en el plazo inicial.

Por otro lado, el juzgado decidió otorgar de forma definitiva la guarda y custodia de la hija del matrimonio a los padres de la joven fallecida, restringiendo el derecho de visita de los padres de Enrique R. La abogada de éste presentó un recurso contra esta resolución, impugnado por parte de la acusación.

Enrique R., de 21 años, fue puesto a disposición judicial el pasado 5 de diciembre e ingresó en prisión ese mismo día como presunto autor de la muerte de su mujer, al dispararle un tiro con un revólver en la cabeza. Tras el disparo --en el que la trayectoria de la bala fue ligeramente descendente, puesto que ella se encontraba sentada--, el presunto asesino llamó al 061 y, como tardaba en llegar una ambulancia, salió pidiendo ayuda. Los vecinos le ayudaron a trasladar a la herida al hospital Virgen del Rocío, donde murió al día siguiente.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies