Vecinos de Reina Mercedes critican que calles de la zona resulten impracticables durante el botellón

Actualizado 15/02/2006 18:32:56 CET

SEVILLA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de Reina Mercedes criticaron hoy que calles de la zona resulten impracticables durante la celebración del botellón "y los macrobotellones", algo que ocurre "casi todos los días, pero principalmente de jueves a domingo" en la avenida de Reina Mercedes y calles como Monzón.

Así se lo hicieron saber el pasado lunes por la tarde representantes de la asociación de vecinos de Reina Mercedes y de la plataforma por el Derecho al Descanso --de la que forman parte-- al concejal de Medio Ambiente, Rafael Pineda, con quien mantuvieron un encuentro.

La portavoz de la plataforma, Dolores Dávila, explicó a Europa Press que los vecinos se quejan de la "insufrible afluencia de jóvenes" a la zona, situación que resulta especialmente insostenible en la calle Monzón, "donde los coches y las motos cortan la calle, aparcan en las aceras y se burlan de los vecinos y se hace muy complicado acceder a los portales de las viviendas".

Además, lamentó que "raro es el día en que las papeleras no aparecen quemadas y los vecinos llaman al 112 para denunciar la presencia de coches-discoteca, pero la Policía no se persona en la zona". Así las cosas, aseveró que "hay quienes no recuerdan cómo es un policía, porque sólo acuden cuando hay macrobotellón".

Al respecto, Dolores Dávila criticó que la Policía "salva la ilegalidad --en alusión a los macrobotellones-- cortando el tráfico en Reina Mercedes y las calles adyacentes", ante lo que Pineda precisó que "en tales circunstancias, preocupa la seguridad". La respuesta llevó a pensar a Dávila que "entonces, sólo les preocupa la seguridad de los que incumplen las leyes, mientras que quienes pagamos los impuestos rigurosamente no podemos acceder a nuestros garajes ni entrar ni salir de nuestras viviendas porque los bajos están ocupados". Por eso, reclamó que, para el próximo macrobotellón, no se actúe de este modo.

La situación se produce, además de en otras zonas, en Reina Mercedes, donde al término de los botellones, "los portales están tremendamente sucios y llenos de orines". Además, lamentó que las tres paradas de autobús existentes "quedan inutilizadas y los vecinos han de bajarse en la Palmera y tienen que cerrar las ventanas por el ruido y el olor que se desprende". En concreto, en la calle Monzón además "se orinan en las fachadas de los chalets y huele fatal cuando les da el sol".

Así las cosas, los vecinos se preguntaron qué pasaría si decidieran tomar las calles para protestar por esta situación. Con todo, Dávila informó de que el concejal, "que visitó por primera vez la zona, se comprometió a establecer un dispositivo específico" para el próximo fin de semana a la zona.

En otro orden de cosas, la portavoz de la plataforma criticó el pasado viernes el botellón se prolongó más de lo habitual dado que efectivos de la Policía Local realizaron controles de alcoholemia en Ramón de Carranza, en la esquina de Padre Damián. "Es cierto que habíamos pedido dichos controles, pero los vecinos de la zona lamentaron que los jóvenes prolongaran el botellón porque no querían mover sus vehículos, ante la presencia de los agentes, porque habían bebido".

Además, "como no podían poner música en sus coches, se dedicaron a cantar y a dar voces", así como a "orinar en la vía pública, pese a la presencia policial", ante lo que recordó que esta acción constituye una "infracción ante la que se tiene que actuar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies