Vecinos de San Jerónimo quieren que la reforma que hará el Consistorio en sus viviendas afecte a todo el barrio

Actualizado 06/02/2006 16:18:11 CET

SEVILLA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de la barriada sevillana de San Jerónimo reclamaron hoy que las obras de ampliación y rehabilitación que tiene previsto llevar a cabo el Ayuntamiento en viviendas de la zona --así como en La Candelaria-- afecten a toda la barriada.

El presidente de la asociación de vecinos 'El Empalme' de San Jerónimo, Angel Vallano, señaló a Europa Press que la información dada el pasado 18 de enero sobre el proyecto por la Gerencia de Urbanismo, relativa a que las obras afectarían sólo a 80 viviendas de la zona más antigua de la barriada, causó malestar entre los vecinos, que entendieron que ello supondría "una discriminación que no íbamos a consentir".

Sin embargo, explicó que, aunque desde el Ayuntamiento no se les ha comunicado ninguna información oficial, sí se les ha hecho llegar el proyecto por escrito "y parece que sí se rehabilitarán todas las casas". No obstante, reconoció que "el documento nos ha tranquilizado un poco, pero lo estaremos mucho más cuando se haga realidad".

Vallano comentó que, sin contar el 'Barrio viejo', en la zona del Patronato de San Jerónimo hay unas 1.200 viviendas y adelantó que la intención de la Gerencia es instalar una oficina de información para los afectados por el proyecto en la sede de la asociación vecinal. Tras augurar que las obras "se iniciarán a partir del verano", Vallano valoró el proyecto, argumentando que permitirá "hacer una buena ampliación de estos inmuebles y, entre otras cosas, parece que se quiere poner también algunos ascensores, lo que nos vendría muy bien".

El Ayuntamiento de Sevilla debe negociar ahora con los vecinos dichos trabajos, que forman parte de la segunda fase del Plan de Barrios y que supondrán una inversión de 5,9 millones de euros. Al respecto, el presidente vecinal precisó que los contactos entre las partes aún no se han iniciado, si bien estimó que "es posible que se comience la semana próxima, aunque son ellos --Urbanismo-- quienes nos tienen que llamar".

En cualquier caso, subrayó que "la Gerencia dijo que todos los vecinos tendríamos que estar de acuerdo y creo que habrá consenso porque supone una ventaja para todos y las ampliaciones y reformas estarán dentro de la legalidad. Además, los vecinos no tendrán que pagar nada". Así las cosas, valoró que el proyecto será similar al desarrollado en su día en la zona de La Barzola, "donde se hizo un arreglo completo, incluso dentro de las viviendas".

EXPERIENCIA PILOTO

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, dijo durante la presentación --el pasado día 18-- de esta "experiencia piloto" que está destinada a la "regeneración social y física" de estas barriadas, consideradas como zonas dignas de especial atención en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Se trata de viviendas de unos 40 metros cuadrados y de más de 40 años de antigüedad, cuya regeneración podría estar lista entre finales de 2007 y principios de 2008, ya que el plazo de ejecución es de 18 meses y se requiere de un proceso de negociación con distritos y asociaciones de vecinos previa al inicio de las obras que, según explicó Sánchez Monteseirín, se hará con "mucha delicadeza" y culminará con la firma de un convenio.

En el caso de La Candelaria, beneficiará a un área aproximada de 50.000 metros cuadrados delimitada por las calles Candelón, Candelería, Candelera y Candelilla, donde se procederá a la "rehabilitación íntegra" de dos manzanas de 20 bloques de viviendas, con un total de 272 pisos.

Se invertirán unos 16.750 euros por vivienda en la reutilización de espacios libres que están "mal utilizados" actualmente y que se emplearán para usos comunes y la ampliación del número de metros cuadrados de las viviendas, además de instalar ascensores y rehabilitar las fachadas.

En concreto, se hará uso de los patios interiores que en la actualidad ocupan los vecinos de los pisos bajos para incorporarlos a las viviendas de forma uniforme. Del mismo, modo, en los pisos altos se ampliará la superficie construida mediante una terraza.

Con respecto a San Jerónimo, dijo que se actuará en primer lugar en la eliminación de las patologías constructivas de los inmuebles, derivadas de su antigüedad y de la falta de mantenimiento. Asimismo, se ampliará también en 15 metros cuadrados la superficie de cada vivienda, en las que se invertirá una media de 16.500 por cada una de ellas.

La intención del Ayuntamiento es extender este tipo de actuaciones a otros puntos de la ciudad, prestando una especial atención a la zona de Tres Barrios --La Candelaria, Pajaritos y Madre de Dios-- y, según aclaró el concejal de Urbanismo, Emilio Carrillo, "una vez que se supere la experiencia de la negociación con los vecinos, no será necesario esperar a que se termine esta intervención para empezar otras".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies