Sindicatos de prisiones piden el cese de Zoido tras la "brutalidad" en la protesta de funcionarios en Morón

Agresión en la protesta de funcionarios de prisiones en la cárcel de Morón
ACAIP
Publicado 17/05/2018 21:15:59CET

MADRID/SEVILLA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos de prisión Acaip, UGT y CCOO, mayoritarios en el sector, han reclamado este jueves el cese del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tras la "brutalidad" empleada en la concentración de funcionarios a la entrada del centro penitenciario Sevilla II, en Morón de la Frontera, para reivindicar la igualdad salarial en los diferentes centros.

Durante la concentración, que ha tenido este jueves, se han producido altercados entre manifestantes y agentes de la Policía Nacional que se ha saldado con varios heridos, uno de ellos de gravedad.

Según la versión de los sindicatos, se ha producido una "brutal intervención" policial "sin mediar provocación alguna", en el marco de la cual se ha arrestado a uno de los funcionarios que participaba en la concentración y una veintena más han resultado heridos.

"La brutalidad policial ha llegado a su culmen con el trabajador, que aún continúa ingresado y se debate entre la pérdida total o no de la visión de su ojo derecho", han denunciado.

Por ello, han exigido que se depuren responsabilidades y han reclamado el cese de un ministro como Zoido, al que ven "incapaz de cumplir las más mínimas premisas democráticas y de derecho a la negociación con el personal penitenciario de este país".

Así, han lamentado que el titular de Interior haya "demostrando una especial animadversión hacia el colectivo penitenciario, negándole su derecho a la negociación, menospreciando su función social y negando cualquier posibilidad de reconocimiento laboral ante las demandas".

Y han cargado duramente contra la "brutalidad" empleada contra "la expresión democrática y pacífica" de los trabajadores. "Estos lamentables hechos preconstitucionales son suficiente razón para que un ministro, que no está ni se le espera al cumplimiento de sus obligaciones del cargo, deje paso a alguien más cualificado y más en contacto con la realidad penitenciaria", han defendido.