La situación mejora en Utrera (Sevilla) aunque sigue activado el estado de preemergencia por las últimas lluvias

Publicado 14/04/2018 12:50:07CET

UTRERA (SEVILLA), 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Junta Local de Protección Civil del municipio sevillano de Utrera mantiene este sábado activado el estado de preemergencia como consecuencia de las últimas lluvias, ya que el pantano Torre del Águila estuvo aliviando este viernes agua de manera natural y se registró una inundación en la zona agrícola de las parcelas de Troya, lo que provocó el desalojo de tres familias de forma preventiva.

No obstante, el concejal de Seguridad del municipio, Francisco Campanario, ha informado este sábado a Europa Press de que actualmente la situación ha mejorado, ya que este pasado viernes "pasó el momento crítico", y ha asegurado que se mantienen "vigilantes", aunque "parece que las lluvias darán una tregua hasta el jueves".

Según informó el Ayuntamiento de Utrera este viernes, se activó también la vigilancia de las zonas inundables para "evitar males mayores" en la zona del pantano Torre del Águila tras la decisión de la Junta Local de Protección Civil, en la que estuvieron el alcalde de Utrera, José María Villalobos, así como los delegados responsables de Seguridad Ciudadana y Obras, el secretario general, miembros de todos los grupos políticos y trabajadores de servicios operativos, Protección y Bomberos, de la Guardia Civil y de la Policía Local.

En este marco, las aportaciones de agua que llegaron al pantano Torre del Águila, procedentes del río Salado de Morón de la Frontera, y de la cabecera de cuenca de la zona de Espera, Montellano y El Coronil provocaron que la presa del pantano aliviara agua por encima de la cota de unos 40 centímetros.

Ante esta situación, la Junta Local de Protección Civil decidió activar este pasado viernes el estado de preemergencia, lo que supone que los servicios de emergencia, como Protección Civil, Policía Local, Bomberos y Guardia Civil, y operativos de la Delegación de Obras están disponibles para efectuar cualquier acción que sea necesaria en las zonas presumiblemente inundables.