Portland Valderrivas invertirá dos millones en la valorización energética de residuos en Alcalá

 

Portland Valderrivas invertirá dos millones en la valorización energética de residuos en Alcalá

Planta de Portland Valderrivas en Alcalá de Guadaíra
PORTLAND/EUROPA PRESS
Actualizado 06/10/2015 15:09:01 CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cementos Portland Valderrivas ha presentado este martes el proyecto de 'Valorización Energética de Residuos' para su planta situada en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), junto a la A-92, donde, con una inversión superior a dos millones de euros, se pretende "mejorar la competitividad y el empleo" de la planta alcalareña, toda vez que la ejecución del proyecto "supondría un mayor desarrollo socioeconómico y ambiental en la localidad sevillana".

Este proyecto tiene como objetivo "mejorar la competitividad y viabilidad de la fábrica" y ya se está ejecutando en 28 de las 33 fábricas de cemento que hay en España, cuatro de ellas en Andalucía.

En dicha presentación han participado el director de la planta, Miguel Ángel Martínez; el jefe de Medio Ambiente de las instalaciones, Pedro Lanagrán; el presidente del comité de empresa y un representante del mismo, Pedro Cervantes y Antonio López, respectivamente; el director general de Flacema (Fundación Laboral Andaluza del Cemento y el Medio Ambiente), Manuel Parejo; y el presidente de FICA (Federación de Industriales y Comerciantes de Alcalá de Guadaíra), Carlos García.

En este acto han puesto de manifiesto que, de ejecutarse este proyecto, para el que ya cuentan con autorización por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, pero están a la espera de licencia municipal, supondría una inversión superior a los dos millones de euros y tendría un impacto muy positivo en el desarrollo socioeconómico y ambiental de la localidad de Alcalá de Guadaíra.

Ha recordado que la valorización energética de residuos "no es una actividad novedosa, sino que está implantada en Europa y en España desde hace más de 30 años". Actualmente, el 90 por ciento de las cementeras nacionales cuentan con permiso para realizarla.

Concretamente, el proceso consiste en el aprovechamiento de residuos no peligrosos, inicialmente destinados a su depósito en vertedero, para ser utilizados como combustibles alternativos que sustituyan parcialmente al ya empleado en la producción del cemento --coque de petróleo--, con la particularidad de que este combustible alternativo es un material que viene ya preparado de gestoras de residuos que existen actualmente en la localidad y que lo suministran a otros fábricas que valorizan en Andalucía, respondiendo a las máximas garantías y controles.

Se trata, por tanto, de "un ahorro en el consumo de combustibles fósiles y de un complemento al reciclaje, permitiendo la reutilización de residuos gracias a su poder calorífico". Estos son, a su vez, un combustible "más barato y clave para la viabilidad y competitividad del sector, cuya demanda interna se ha reducido considerablemente en los últimos años".

Este proyecto contribuirá a "reducir en torno al 30 por ciento del coque de petróleo que actualmente consume la planta y abaratará los costes de producción, ya que los combustibles derivados de residuos tienen un precio más estable con un menor coste de transporte".

Como complemento, generará una mayor actividad económica fundamentalmente en el área comarcal, "contribuyendo al desarrollo del sector del reciclaje".

También permitirá que la fábrica de Alcalá de Guadaíra "compita en igualdad con el resto de cementeras españolas que ya valorizan en sus instalaciones, lo cual supone una ventaja para ellas". Por último, la empresa resalta que "se favorecerá la lucha contra el cambio climático, ya que hay exigencias europeas que demandan la reducción del nivel de CO2 que la planta emite y el uso de este tipo de combustibles contribuye a ello".

CEMENTOS PORTLAND VALDERRIVAS

La fábrica de Alcalá de Guadaíra pertenece al Grupo Cementos Portland Valderrivas, una multinacional líder en la producción de cemento, hormigón, áridos y mortero, que utiliza en todos sus procesos productivos "las más avanzadas tecnologías para conseguir la optimización económica y un respetuoso cuidado del medio ambiente".

El grupo,*filial de*FCC, opera en tres áreas geográficas, esto es, Europa Occidental (España y Reino Unido), América del Norte (Estados Unidos) y África (Túnez). Su presencia en España se materializa con siete fábricas de cemento, estratégicamente situadas, que cubren la mayor parte de la geografía peninsular incluyendo el norte, este, centro y sur de la península y tres de las grandes ciudades del país (Madrid, Barcelona y Sevilla). La capacidad instalada del grupo en España es de, aproximadamente, 11 millones de toneladas.

La planta de Alcalá de Guadaíra opera en la localidad desde hace más de 50 años, en los que ha realizado grandes inversiones para la modernización de sus instalaciones productivas.

A pesar de la crisis que atraviesa el sector desde los últimos seis años, continúa apostando por el futuro de este centro de trabajo, empleando a unos 200 trabajadores de manera directa, además del indirecto. En la actualidad, cuenta con una capacidad de producción de cemento de en torno a dos millones de toneladas al año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies