Sucesos.- Los dos taxistas detenidos fueron citados en la Jefatura y arrestados al acudir al llamamiento

Publicado 06/06/2017 19:00:58CET

SEVILLA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los dos taxistas detenidos este martes en Sevilla como presuntos autores de delitos contra la seguridad vial, de amenazas y de coacciones fueron citados en la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Andalucía Occidental y fueron arrestados allí mismo, una vez habían acudido al llamamiento, según han señalado a Europa Press fuentes policiales.

Su arresto, en cualquier caso, se encuadra en el marco de la investigación promovida por la Brigada de Información por presuntas coacciones y amenazas a otros taxistas y a conductores de vehículos con licencia de transporte concertado (VTC), con relación a los trayectos al aeropuerto hispalense. Los detenidos son F.J.V.G., natural y vecino de Sevilla capital de 25 años de edad, y A.L.M., natural de Sevilla y residente en El Viso del Alcor, de 22 años.

Tras prestar declaración ante los investigadores, ambos taxistas, quienes carecían de antecedentes previos, han quedado en libertad con cargos, toda vez que la mencionada investigación suma ya 30 taxistas investigados, cinco de los cuales han llegado a ser detenidos y puestos en libertad con cargos.

Dentro de la investigación, además, los agentes han registrado la sede de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, una de las dos principales organizaciones gremiales del sector del taxi de Sevilla. Durante dicho registro, saldado con el decomiso de discos duros y diverso material informático en estas instalaciones del aeropuerto, los agentes arrestaron además a un taxista de 59 años identificado como A.M.C.V., al localizar en su vehículo elementos como un punzón, jeringuillas, una capucha y huevos, efectos que los investigadores relacionan con los ataques denunciados por los conductores de vehículos de transporte concertado que trabajan para empresas de alquiler de coches con chófer como Cabify.

EL CONFLICTO DEL TAXI

La mencionada investigación policial se encuadra así en el conflicto desencadenado en Sevilla entre el sector del taxi y el de los vehículos de transporte concertado. Al respecto, la Unión Nacional de Autoturismos (Unauto), que agrupa al sector de los VTC, advertía recientemente a la propia fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, de la "insostenible situación de violencia" que sufren los conductores que ejercen esta actividad en Sevilla, para empresas de alquiler de coches con chófer como Cabify.

En los últimos seis meses, según Unauto, la organización ha denunciado "más de 40 altercados" en la ciudad hispalense, aunque "los incidentes por taxistas que amenazan, persiguen o coaccionan a los conductores (de VTC) ocurren prácticamente a diario".

El director de Cabify, Mariano Silveyra, se reunía también recientemente con el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, reclamando "mano dura" ante los "insultos, amenazas, encerronas y agresiones" que los conductores que trabajan para la empresa aseguran padecer por parte de taxistas.

El sector del taxi, de su lado, se desliga de tales altercados y acusa a los conductores de VTC de incurrir en situaciones de "intrusismo" o competencia desleal, pues la regulación de los VTC es diferente a la de los taxis y más restrictiva.

La situación, en cualquier caso, tocó techo la madrugada del martes de la última edición de la Feria de Abril. Aquella noche resultaron incendiados nueve turismos VTC desplazados de Madrid a Sevilla para reforzar los servicios de la empresa Cabify con motivo de la Feria, en un alojamiento rural de Castilblanco de los Arroyos donde descansaban sus conductores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies