El Ayuntamiento de Marchena estudia solicitar la declaración de zona catastrófica

Actualizado 25/12/2009 16:04:45 CET

MARCHENA (SEVILLA), 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Marchena (Sevilla), gobernado por Juan Rodríguez Aguilera (PA), estudia pedir la declaración de zona catastrófica para intentar contrarrestar los desperfectos ocasionados por las fuertes rachas de viento y las violentas precipitaciones en los almacenes, comercios e industrias de la localidad.

En un comunicado, el Ayuntamiento marchenero informó de que el temporal de viento y fuertes precipitaciones que azota Andalucía, y que se ha cebado con la provincia de Sevilla, ha ocasionado desperfectos en muchos almacenes, industrias, y naves del municipio, porque las rachas de viento han alcanzado los 70 kilómetros por hora.

Ayer concluyó en Marchena la alerta amarilla en Marchena por fuertes vientos, pero hasta el domingo está activada la alerta por fuertes lluvias de hasta 40 litros por metro cuadrado.

Francisca Malagón, concejal de Seguridad Ciudadana, confirmó que el Consistorio ha recibido numerosos avisos de propietarios de edificios industriales que "han visto cómo el viento se llevaba parte de los techos y de otras estructuras de los edificios, causando así numerosas pérdidas económicas".

Malagón recomendó a los afectados que entreguen una instancia en el Ayuntamiento, con datos y documentación gráfica de los daños que han sufriedo en sus propiedades, de forma que se pueda articular la petición de declaración de zona catastrófica y se puedan solicitar las oportunas ayudas. De confirmarse, sería la primera vez que el Ayuntamiento se acogería a la petición de zona catastrófica.

DIFÍCIL NAVIDAD

Para muchos empresarios y pequeños industriales de la localidad, la Navidad se presenta difícil, al contemplar cómo a la coyuntura de crisis se une los daños por lluvia y viento que han sufrido en los últimos días. Además, muchos no pueden reparar los daños hasta que no amaine el viento.

Desde el pasado viernes los Bomberos de Marchena han realizado numerosas salidas en las para achicar agua ante la intensidad y cantidad de las lluvias. El día más complicado fue el pasado viernes, cuando los bomberos tuvieron que achicar agua en todas las zonas de Marchena.

En la zona del polígono industrial Camino Hondo, los bomberos tuvieron que usar las bombas más potentes para achicar agua en fábricas y naves industriales, en algunas naves el agua llegó hasta los 20 centímetros. Ese día los bomberos tuvieron que desplegar hasta cuatro vehículos ante la cantidad de llamadas de auxilio procedentes de diversas zonas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies