La tesorera de Foro Taxi Libre asume en funciones la Presidencia hasta la asamblea de verano

Publicado 20/03/2017 12:14:46CET

SEVILLA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Rocío López ha asumido en funciones la Presidencia de la asociación Foro Taxi Libre, en el marco de una votación celebrada por la junta directiva de la organización, a cuenta de la renuncia de Juan Martín Caparrós a la Presidencia del colectivo. Rocío López, hasta ahora tesorera de la asociación, encabezará la misma al menos hasta la asamblea que habrá de celebrar el colectivo el próximo verano, para renovar su organigrama.

El propio Juan Martín Caparrós ha informado a Europa Press que una vez consumada su renuncia a la Presidencia, por la "insoportable" situación de acoso supuestamente sufrida y el "entorpecimiento" de su labor, en el marco del conflicto que atraviesa el sector hispalense del taxi, la junta directiva del colectivo ha elegido a la tesorera para que asuma "en funciones" el liderazgo.

Al menos, según ha dicho, hasta la asamblea que celebrará esta organización de taxistas ya "después de junio", para renovar su organigrama. "Tiene mucha ilusión", ha dicho Martín Caparros respecto a su sucesora, toda vez que tras la renuncia de Martín Caparros a la Presidencia de Foro Taxi Libre, el resto de la junta directiva decidió hacer lo propio, aunque finalmente la mayoría de los miembros reconsideró dicha postura y no fue consumada la anunciada dimisión en bloque.

Juan Martín Caparros, cuya organización reclama la implantación de un turno rotatorio en las paradas de taxi del aeropuerto y de la estación de trenes de Santa Justa, para impedir el presunto monopolio que un grupo de taxistas habría impuesto en tales espacios, había explicado ya que los dirigentes de su asociación y la propia entidad están siendo objeto de un trato "insoportable y denigrante", en referencia a los incidentes y "agresiones" denunciados por ellos mismos.

Y es que en los últimos tiempos, Martín Caparros ha denunciado que la puerta de su domicilio particular ha sido objeto de la deposición de excrementos y de pintadas, extremo que conecta con la demanda de su organización de instaurar un turno rotatorio en las parada de taxi del aeropuerto, supuestamente monopolizada por un grupo de taxistas, y la de Santa Justa, que estaría sujeta a una situación similar.

"Es insoportable. Pagamos una licencia al Ayuntamiento, pero no podemos ir a trabajar al aeropuerto", insistía, criticando además que su organización, con 226 taxistas asociados, no logre "representación" en el Instituto Municipal del Taxi, participado por las asociaciones de taxistas Unión Sevillana del Taxi y Solidaridad Hispalense del Taxi, UGT, los consumidores y los partidos políticos, y donde no ha prosperado la propuesta del turno rotatorio. "Nos entorpecen por todos lados", lamentaba.

EL CONFLICTO DEL TAXI

Continúa así la nueva controversia que rodea al sector hispalense del taxi. Y es que después de que la empresa de alquiler de coches con conductor Cabify desembarcase en Sevilla el pasado mes de septiembre, el conflicto repuntó al denunciar los taxistas supuestas situaciones de "intrusismo" por parte de los conductores de esta empresa con licencia para vehículos de transporte concertado (VTC). Los conductores de Cabify, de su lado, denuncian sucesivos y repetidos casos de violencia o acoso en su contra, a cuenta de su actividad.

Todo ello, en un escenario en el que el sector hispalense del taxi está marcado por no pocas voces y alusiones a presuntos cobros abusivos, supuestas situaciones de violencia y el monopolio que un grupo de taxistas habría impuesto para hacerse con el control de la parada del aeropuerto de San Pablo, sujeta a una tarifa única con un precio de 22,2 o 24,75 euros.

Frente a estas problemáticas, el Ayuntamiento anunciaba que antes de que acabase febrero, serían aproximadamente 20 los agentes de la Policía Local destinados a su Servicio Especial de Transporte e Intrusismo (SETI) o asignados a las paradas de taxi del aeropuerto de San Pablo y la estación de trenes de Santa Justa, para "combatir el intrusismo, las conductas irregulares o los cobros abusivos". "Van a trabajar en uno y otro sentido", manifestaba el concejal de Seguridad y Movilidad, Juan Carlos Cabrera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies