Un total de 200 centros educativos utilizarán desde hoy el sistema experimental de cobertura de bajas docentes

Actualizado 25/11/2009 15:00:13 CET

Educación pretende cubrir las ausencias del profesorado en un "período máximo" de cinco días

SEVILLA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de 200 centros educativos andaluces de Enseñanza Primaria y Secundaria podrán utilizar desde hoy el nuevo sistema experimental para la gestión de las bajas docentes, cuyo programa informático se está entregando a dichos centros a lo largo de esta jornada.

Según explicaron a Europa Press fuentes de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, con este "innovador y pionero" sistema para la gestión de bajas se pretende reducir el tiempo de espera para las sustituciones "de un promedio de 15 días a un período máximo de cinco".

Con este procedimiento, por tanto, se conseguirá "más agilidad" en el proceso de sustitución de docentes, aunque desde la consejería advirtieron de que "al ser un modelo experimental, se tendrá que proceder a su posterior evaluación --al final de curso-- y determinar cuáles van a ser los elementos que finalmente se trasladen al modelo definitivo que aparezcan en los Reglamentos de Organización de los Centros (ROC) y en su posterior desarrollo normativo".

Mientras, durante este curso escolar, los 200 centros que experimentarán con el sistema de bajas dispondrán de un número de jornadas disponibles para el año de la que irán haciendo uso según sus propias necesidades. Así, a medida que vayan haciendo uso de estas jornadas para sus sustituciones, "se les irá disminuyendo de la cantidad total entregada, de manera que cuando finalicen el crédito de las mismas, previa justificación de las causas, podrán solicitar a la Delegación Provincial correspondiente más jornadas".

Según Educación, la justificación, por parte del equipo directivo de cada centro, de las causas del agotamiento de las jornadas será un requisito imprescindible para poder solicitar más. "Los directores podrán pedir más jornadas, pero justificando por qué se ha producido ese agotamiento", recalcaron.

MÁS COMPETENCIAS A LOS DIRECTORES

Según las citadas fuentes, con este nuevo procedimiento también se refuerzan las competencias actuales de los directores en el sentido en que "será de ellos la competencia de gestionar el quién, cómo y cuándo se gestiona una baja" y también en que es una forma de "reconocerle al profesorado algo que ya viene en la LEA y que es el poder y la potestad sancionadora del director antes dos supuestos".

Estos supuestos son, por una parte, el incumplimiento injustificado del horario de trabajo hasta un máximo de nueve horas al mes, y por otra, la falta de asistencia injustificada en un día.

Para la consejería dirigida por Mar Moreno estos supuestos son "poco habituales" y no es la "tónica" del profesorado andaluz, al que denominó de "totalmente cumplidor", pero señaló que "en ocasiones, estas ausencias crean un malestar en el claustro" que deben ser poder remediadas, por lo que, si un profesor no justifica una falta de forma reiterada, el director tendrá finalmente la potestad de "llevar a cabo un apercibimiento, que es una competencia sancionadora que ya le viene atribuida por la LEA".

"Con esto queremos dar más garantías al profesorado, no significa un mayor control", recalcaron desde Educación.

Respecto a las críticas realizadas por algunos sindicatos acerca de que este sistema supondría un trabajo adicional para los equipos directivos de los centros, la Consejería indicó que "no cree que esto suponga una mayor carga de trabajo".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies