Trabajadores de Alestis San Pablo en Sevilla inician este jueves una huelga contra el ERE

Publicado 29/03/2017 19:03:28CET

SEVILLA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de Alestis San Pablo iniciarán desde este jueves a las 2,30 horas de la madrugada una jornada de huelga con la que reivindican sus puestos de trabajo después del anuncio de la empresa de que 70 trabajadores, "podrían ser despedidos mediante un expediente de regulación de empleo (ERE) presentado la pasada semana".

Estos empleados han convocado cuatro jornadas de huelga los próximos jueves y viernes de este semana, 30 y 31 de marzo, así como el 3 y 7 de abril, en contra del expediente de regulación de empleo (ERE) que ha presentado la compañía para 70 empleados.

En una nota UGT-FICA-Sevilla ha indicado que los primeros dos días de huelga, este jueves y viernes, los paros serán de cuatro horas en todos los turnos; mientras que el 3 y 7 abril la huelga será de seis horas en cada turno.

Cabe recordar que en el pasado mes de enero el CEO de Alestis, Francisco Javier Díaz Gil, remitió una carta a sus trabajadores en la que apuntaba a una mejora "sustancial" en los parámetros básicos de gestión de la empresa durante 2016, aunque, no obstante, "hay indicadores de funcionamiento que siguen aún lejos de los estándares del negocio y con lo requerido por la dirección de la compañía, sus clientes y sus accionistas".

Así, Alestis señaló en la carta que los resultados económicos han sido mejores que el Plan Operativo, alcanzando un EBIT de 4,4 millones de euros y han mejorado hasta 8,4 millones en márgenes en el año 2016. Pero el resultado neto "sigue siendo negativo en 18 millones de euros". La deuda neta se mantiene en los 271 millones de euros.

"Aunque avanzamos en la línea de la rentabilidad y de la mejora, Alestis sigue aún en un estado de máxima atención. Queda muchísimo por hacer si queremos llegar al año 2021 en una situación de caja suficiente para hacer frente a la deuda contraída hasta la entrada en concurso", apunta.

REDUCCIÓN DE PLANTILLA

"La baja competitividad en costes de San Pablo, junto a la alta competencia en el mercado de composites en España y en el mundo, ha hecho inviable la introducción de nuevas cargas de trabajo que sustituyan a los programas maduros existentes. Creemos muy poco probable que en esta tesitura podamos tener éxito en la contratación de nuevas piezas en el futuro", destaca.

Esto lleva a la necesidad de llevar a cabo un ajuste de plantilla para adaptar la misma a las cargas de trabajo en los próximos años. Del mismo modo, precisa que los efectos de este plan serán desarrollados con los representantes de los trabajadores de forma "constructiva y responsable, manteniendo unas buenas prácticas de diálogo social".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies