Los trabajadores de la base de Morón valoran la "implicación" de Díaz y esperan "soluciones" para el ERE

Actualizado 07/07/2015 5:54:28 CET

MORÓN DE LA FRONTERA (SEVILLA), 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de la empresa 'Vinnell-Brown & Root Spain' (VBR), gestora del mantenimiento la base militar aérea de Morón de la Frontera, han valorado "positivamente" el hecho de que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, vaya a reunirse en septiembre con el embajador de Estados Unidos en España, James Costos, para tratar el expediente de regulación de empleo (ERE) para 55 personas que tendrá lugar en la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla).

En este sentido, el portavoz de comité de empresa, Javier Domínguez, ha indicado a Europa Press que es "positivo" que Díaz se reúna con el embajador, "ya que es un paso importante que demuestra la implicación de la Junta", una situación ante la que espera que ambos "puedan trabajar juntos y solucionar el problema".

Además, Domínguez ha asegurado que todos los pasos para dar estabilidad a la plantilla "son buenos", aunque en septiembre "seguramente" los trabajadores de la base de Morón vayan a ser despedidos. "Es bueno que la Junta y el Ministerio colaboren, aunque éste último es el que tiene la capacidad para negociar", insiste.

El ERE planteado por VBR extintivo para 55 trabajadores de las instalaciones supondrá la eliminación de tres departamentos de pista que desaparecen del pliego condiciones del nuevo contrato, como son abastecimiento de combustible, carga y descarga y parque móvil. La empresa gestora de los servicios civiles de estas instalaciones militares ya promovió a finales de 2010 un primer expediente de regulación de empleo "por causas organizativas", para extinguir 286 de los 594 puestos de empleo sujetos entonces a tales servicios, que finalmente quedó rebajado a 119 personas.

En 2013, cuando Estados Unidos decidió ampliar su presencia militar en la base de Morón de la Frontera con el despliegue de 500 infantes de marina y ocho aeronaves, la empresa promovió un nuevo ERE. En esta ocasión no medió acuerdo alguno y en septiembre, 'VBR' consumó el despido de otros 66 trabajadores, toda vez que pocos meses después, Estados Unidos ampliaba aún más su presencia militar en Morón para sumar 850 infantes de marina y 17 aeronaves en estas instalaciones.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) declaraba "no ajustado a derecho" el ERE de 2013 al atisbar incluso aspectos como un "incremento de tareas en determinados departamentos", los 66 trabajadores despidos a través de este procedimiento recurrieron ante el Tribunal Supremo a la búsqueda de la nulidad de los despidos, si bien la plantilla afronta ahora un nuevo conflicto con este tercer expediente de regulación de empleo (ERE) anunciado por VBR.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies