Trabajadores de Fixeda no logran "acuerdo" con la empresa y buscarán que sus despidos sean "improcedentes"

Publicado 11/12/2015 14:32:39CET

MARCHENA (SEVILLA), 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Trabajadores de Fixeda, una empresa de venta y suministros para la automoción con sede central en Marchena (Sevilla), han decidido "emprender los procedimientos legales y judiciales" para intentar que los despidos que se vayan a acometer en la plantilla en el marco de una situación de concurso de acreedores "se conviertan en improcedentes" y así intentar que sus "derechos sean subsanados en su totalidad".

Así lo han acordado los empleados "por mayoría absoluta" en una asamblea después de que se celebrara este jueves "la última reunión del periodo de negociación de un mes que marca la ley en un concurso de acreedores con la presencia de la empresa y del administrador judicial", y que dicho proceso haya finalizado "sin acuerdo" entre las partes, según ha anunciado un portavoz de los trabajadores, Juan David Morcillo.

En un comunicado remitido a Europa Press, Morcillo ha incidido en que la reunión concluyó "con el resultado que más o menos ya esperábamos" entre los trabajadores, el de "por parte de la empresa no ofrecer ninguna base a la negociación para intentar llegar a un acuerdo", y así se ha cerrado "dicho concurso, del cual el administrador dará cuentas al juez el próximo lunes".

Tras la referida reunión, los trabajadores celebraron una asamblea "con el fin de valorar el procedimiento a seguir ante esta situación de indefensión de impago de siete nóminas ya en algunos casos", y en el que las "indemnizaciones" para la plantilla "por parte de la empresa todavía no han sido ni valoradas, siendo ese el primer punto de partida en una negociación de un concurso de acreedores", según el portavoz del colectivo, para el que ello "pone de manifiesto el interés que tenían en hacerse cargo de ellas".

En dicha asamblea, los trabajadores valoraron "las pruebas que obran en su poder, las circunstancias del cierre de la empresa y las irregularidades cometidas por parte de la dirección de la empresa", y "por mayoría absoluta" en una votación han decidido "emprender los procedimientos legales y judiciales para intentar que dicho despido se convierta en improcedente y así intentar conseguir que nuestros derechos sean subsanados en su totalidad".

Morcillo ha avanzado que, "por desgracia", la situación de los trabajadores "seguirá agravándose ante impagos de nóminas", ya que hay que "esperar ahora a la vista por parte del juez", y "lo peor" es que los empleados seguirán "sin poder tener acceso a cobrar su subsidio o tener la opción a un puesto de trabajo hasta que dicho procedimiento judicial acabe en su totalidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies