Tres detenidos, uno menor, de un clan familiar por robo, receptación, cultivo y venta de marihuana

Botes Con Marihuana Incautados En La Operación
EP/GUARDIA CIVIL
Actualizado 09/11/2011 13:24:53 CET

SEVILLA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil de Utrera (Sevilla) han detenido a tres varones vecinos de Los Molares, uno de ellos menor de edad, miembros de un clan familiar acusado de varios delitos de robo, hurto y receptación, contra la seguridad vial y contra la salud pública por cultivo y venta de marihuana.

Según ha informado el Instituto Armado, la investigación se inició a raíz de las sospechas de que en un domicilio de Los Molares se podrían estar vendiendo sustancias estupefacientes. Los agentes montaron un dispositivo que les permitió observar un "continuo trasiego" de personas sospechosas entrando y saliendo de la vivienda, una de los cuales es visto conduciendo un vehículo con remolque.

La Guardia Civil inmoviliza el vehículo y solicita la documentación al conductor, que no posee permiso de conducción, por lo que se le detiene por un delito contra la seguridad vial. Los agentes le piden que acceda voluntariamente al registro de su domicilio, puesto que tienen fundadas sospechas de que vende droga. Una vez practicado, la Guardia Civil descubre siete plantas de cannabis "muy frondosas" y un armario con cerradura de seguridad en cuyo interior se localizaron 17 botes de cristal y una caja con más mil de cogollos de marihuana listos para su venta y gran cantidad de hojas de la planta dispuestas para su secado.

El total de la droga incautada asciende a 23,5 kilos, mientras que también se localiza una balanza de precisión y botes con etiquetas para escribir la cantidad y tipo de droga, junto a una libreta con datos de la droga y de los compradores. En la vivienda, los agentes localizan también varios ciclomotores, algunos de ellos desguazados, placas solares, bombas extractoras de agua, generadores eléctricos, un cortacésped profesional dotado de volante y asiento, corta setos, desbrozadoras y otros efectos "de procedencia dudosa".

La Guardia Civil decide intervenir todo este material e investigar las denuncias por robo en la comarca para, en su caso, esclarecer las que estén relacionadas con estos efectos y devolverlos a sus dueños. Finalmente, los agentes consiguen demostrar la implicación de A.R.P. de 47 años, en varios hurtos y robos en unión de sus sobrinos J.M.J.R. y otro menor de edad, así como en la receptación de efectos procedentes de delitos en los que no ha participado de forma directa.

Por todos estos hechos se detiene a A.R.P. y a sus sobrinos, J.M.J.R. de 20 años y otro varón menor de edad, de 17 años, todos vecinos de Los Molares, a quienes se imputan sendos delitos contra la salud pública además de cinco delitos de robo con fuerza en las cosas y dos delitos de hurto. Al primero se imputan los supuestos delitos de robo con fuerza en las cosas, hurto, receptación y otro contra la seguridad vial. Una vez comprobadas las denuncias, la Guardia Civil hizo entrega de los efectos robados a sus legítimos propietarios, incluido el remolque del coche que conducía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies