Abogados Cristianos recurrirán a Europa tras el archivo de la causa por la procesión de la vagina

Publicado 09/06/2016 17:04:20CET

SEVILLA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Abogados Cristianos ha anunciado este jueves que acudirá a los tribunales europeos tras conocerse que la juez de Instrucción número 10 de Sevilla ha archivado la causa abierta contra cinco personas por la procesión de "una vagina de plástico de un par de metros de altura a modo de Virgen" en la manifestación del 1 de mayo de 2014 convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT).

En un comunicado de prensa remitido a Europa Press, la presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha asegurado que seguirán reclamando justicia y llegarán a Estraburgo "si fuese necesario" porque, según considera, "la libertad religiosa es un derecho humano fundamental que debe ser respetado".

Asimismo, ha recordado que la juez Pilar Ordóñez llegó a pedir amparo al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en relación con un acuerdo aprobado por el pleno del Ayuntamiento de Sevilla que consideraba la querella que inició esta investigación como "un ataque al movimiento feminista" y pedía el archivo de la causa.

"La propia juez dijo sentirse presionada por el Ayuntamiento de Sevilla, que pidió en un pleno que archivase la causa como ella finalmente ha hecho. Este hecho creo que es suficiente para solicitar la inhibición de la juez en esta investigación", ha aseverado Castellanos.

Según los denunciantes, la procesión tuvo lugar el 1 de mayo de 2014, y durante la misma "anarquistas y feministas radicales realizaron diferentes vejaciones de la fe cristiana portando una vagina de plástico vestida de virgen María, haciendo escarnio de oraciones como el Padrenuestro, el Ave María o el Credo y profiriendo amenazas del tipo 'hay que quemar la Conferencia Episcopal'".

La juez defiende en su auto que "el no creer en los dogmas de una religión y manifestarlo públicamente entra dentro de la libertad de expresión", pero ello, según los denunciantes, "no debería justificar las vejaciones que durante la marcha realizaron los participantes", cinco de los cuales fueron imputados, aunque la juez decidió esta misma semana archivar la causa contra ellos.

Polonia Castellanos ha dicho no entender que la juez "haya pasado por alto los insultos que las feministas profirieron durante la 'procesión'", aseverando que "parece que la juez en su auto olvida que se gritaron reiteradamente amenazas violentas como 'hay que quemar la Conferencia Episcopal'".

"¿Por qué la juez no dice ni una sola palabra del escarnio que se hace de la religión modificando sus oraciones, cambiando el Ave María y el Credo por unas pseudo-oraciones vejatorias?", se pregunta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies