El juez inhabilita ocho años a Lopera por el concurso de acreedores del Betis

Primer plano de Manuel Ruiz de Lopera
REUTERS
Actualizado 20/05/2016 14:18:20 CET

SEVILLA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

   El juez de lo Mercantil número 1 de Sevilla ha calificado como culpable el concurso de acreedores del Real Betis de 14 de enero de 2011 y ha declarado afectados por dicha calificación, entre otras personas, al expresidente del club Manuel Ruiz de Lopera, al que impone ocho años de inhabilitación, y al exconsejero delegado del Betis Luis Oliver, para quien fija una inhabilitación de 15 años.

   En la sentencia, fechada este mismo viernes y a la que ha tenido acceso Europa Press, el juez Eduardo Gómez López también declara afectados por la calificación de culpable al expresidente José León, al que inhabilita once años, y a los exconsejeros Rufino González, Manuel Castaño, Jaime Rodríguez Sacristán, Francisco Nuchera, Ángel Vergara, Eduardo Peña, Juan Carlos Roldán, Luis Rementería y Joaquín Zulategui, para los que fija una inhabilitación de entre dos años y cinco años y seis meses.

   El juez asevera que los consejeros inhabilitados de la época de Lopera "nunca pusieron reparos a la política de gestión continuada en el tiempo y que condujo a la insolvencia" del Betis, por lo que "al tratarse dicho silencio de una cooperación con una conducta gravemente negligente, debe merecer también la graduación de culpa grave", por lo que todos ellos "deben responder por no oponerse a un modelo de gestión gravemente negligente".

   El magistrado pone de manifiesto en la sentencia que el Consejo de Administración encabezado por Lopera, "pese a llevar al frente del club 18 años, mantuvo continuadamente un sistema deficitario, al menos en los años" analizados, "tanto en primera como en segunda división, que venía a socavar financiera y económicamente a la entidad", añadiendo que "un diligente gestor, a la vista de la marcha ruinosa de forma continuada del negocio, debe adoptar medidas encaminadas a resolver esa evidente situación de peligro económico".

   "Si tales medidas no se acometen, el actuar del administrador se torna negligente, pues de otra forma esa continuidad en el deterioro económico acaba con la sociedad", manifiesta el juez, que añade que el Consejo presidido por Lopera, lejos de adoptar decisiones correctoras de la gestión económica, "continuó apartándose del presupuesto abismalmente y gastando muchísimo más de lo que ingresaba".

"DESCONTROL ABSOLUTO"

   A juicio del magistrado, "el modelo continuado de gastar muy por encima de lo que se puede conduce a la insolvencia, pues temporada tras temporada se van socavando los cimientos económico-financieros del club", agregando que en el periodo de Lopera "medió un descontrol absoluto, se gastaba más de lo que se podía y sin tener en cuenta para nada el presupuesto anual".

   El juez declara culpable el concurso por tres motivos, como son la "mala" gestión como causa de la insolvencia, incluyendo en dicha causa el pago anticipado de deuda a la Agencia Tributaria garantizada; la "inexactitud grave" en los documentos acompañados a la solicitud de concurso, en concreto la lista de acreedores, y la salida "fraudulenta" de bienes y derechos del patrimonio del club.

   De igual modo, el magistrado entiende acreditado que "la mala gestión que ha ocasionado la calificación culpable ha dañado, y de forma grave, al Real Betis, pero tales daños no se han cuantificado correctamente", señalando que no se han demostrado ni cuantificado los daños y perjuicios para el club en la etapa del expresidente Lopera y, por tanto, no se le puede exigir el pago de una indemnización al Betis.

   Por el contrario, el juez considera que, en el tiempo en que el Consejo del club fue presidido por José León, con Luis Oliver como consejero delegado, está demostrado que hubo operaciones en las que se simularon intermediaciones que no son reales (comisiones fraudulentas), a lo que se suma que se detectaron "inexactitudes graves" en los documentos que acompañaban a la solicitud de declaración de concurso --en concreto la lista de acreedores--, considerando así "fraudulenta" la salida de bienes y derechos del patrimonio del club.

   Por lo anterior, el juez condena a Luis Oliver y a José León a indemnizar solidariamente al club en la cantidad de 944.000 euros, a los que hay que añadir otros 71.914,98 euros que deberán ser devueltos por Luis Oliver.

   Tanto la administración concursal como la Fiscalía de Sevilla calificaron el concurso de doloso o culpable y solicitaron como pena la inhabilitación y el pago de hasta 29,5 millones de euros de manera solidaria para José León, Manuel Ruiz de Lopera o Luis Oliver, entre otros exconsejeros.

   El juez decreta la pérdida de cualquier derecho de crédito o contra la masa que los anteriores pudieran ostentar en el concurso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies