Castaño dice que no conoció al alcalde hasta 2003 y se desvincula del fax remitido a 'Unidad'

Actualizado 04/12/2009 15:40:25 CET

SEVILLA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ex asesor del Grupo Municipal Socialista Domingo Enrique Castaño compareció hoy como imputado por la supuesta duplicación de facturas de 'Unidad' en sendos programas de subvenciones del Ayuntamiento y de la Diputación, y aseguró que no conoció al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, hasta 2003, cuando fue nombrado responsable del Área de Vía Pública, desvinculándose asimismo del fax con instrucciones supuestamente enviadas desde el Grupo Socialista del Consistorio a 'Unidad' en el que se instaba a la federación a "preparar un sobre con 1.218,90 euros y mandarlo al Ayuntamiento".

En su declaración hoy viernes día 4 de diciembre ante el Juzgado de Instrucción número 14 de Sevilla, consultada por Europa Press, Castaño, que compareció por espacio de 45 minutos y que se negó a responder a las preguntas de la acusación particular que ejerce el PP, señala que fue en 1999 cuando entró como personal eventual de confianza y asesoramiento en el Grupo Municipal Socialista, pero que en esta época "no conocía personalmente" al primer edil.

En este sentido, pone de manifiesto que sus labores eran elaborar informes de carácter jurídico, por ser letrado, sobre los puntos que iban al pleno municipal, mientras que también elaboraba informes sobre las materias que le encargaba el director del grupo socialista, aunque "no recuerda quien era, si bien no era el alcalde o algún concejal del grupo", al tiempo que dice no recordar "haber visto nunca al alcalde en la sede en el Ayuntamiento del grupo municipal".

De igual modo, y respecto a la Federación de Asociaciones de Vecinos 'Unidad', recuerda que en 1995 fue nombrado secretario de la misma, cesando del cargo el 7 de mayo de 2003, admitiendo que "es cierto" que simultaneó su trabajo en el Ayuntamiento con su labor "altruista" en la federación, "que era una ONG" y en la cual se dedicaba a "librar actas, certificaciones y altas y bajas de asociaciones", pero que "no tenía ninguna función de carácter económico, por lo que no indicaba como se hacía la contabilidad ni daba instrucciones sobre ello", y que la responsabilidad económica "era fundamentalmente del presidente y del tesorero".

CONOCE LAS IRREGULARIDADES POR LA PRENSA

Además, asevera que, mientras fue secretario de 'Unidad', "no tuvo ningún conocimiento de que hubiera problemas o irregularidades en las cuentas", y que de las mismas "se ha enterado posteriormente por la prensa", y agrega que durante el tiempo en que él permaneció en la federación "no hubo ningún tipo de relación, jerarquía o dependencia entre el Grupo Municipal Socialista y la federación, y que aunque había personas que simultaneaban los dos, se cuidaban muy mucho de guardar la independencia".

Asimismo, Castaño insiste en que la existencia del fax con las instrucciones referidas la conoció a través de la prensa, asegurando además que, "personalmente, nunca le han trasladado o entregado ningún sobre de la federación con documentación, pues se encargaba de separar su doble participación en el Ayuntamiento y en 'Unidad'", aunque considera "posible" que "hayan dejado un sobre para cualquier otro directivo de la federación que la haya podido recoger en el Grupo Socialista". Así, niega "rotundamente" que recibiera en el Consistorio sobres con dinero procedentes de la federación e insiste en que "ni sabe el número de fax del grupo ni lo ha utilizado nunca, ni mucho menos para mandar el fax".

UNIDO A MOVIMIENTOS ASOCIATIVOS DESDE LA FACULTAD DE DERECHO

Al hilo de ello, y tras aclarar que su participación en 'Unidad' se debió a que "desde la facultad de Derecho estuvo siempre unido a movimientos asociativos de carácter vecinal", señala que a su nombre "nunca se ha mandado ningún sobre desde la federación para ser entregado en el Grupo Socialista", asegurando ignorar quien era la persona encargada de recoger la documentación que se entregaba en las dependencias del grupo.

Por su parte, el letrado de este imputado aseguró a los periodistas que, una vez el juez les de traslado para que las distintas partes se posicionen en torno a este asunto, "no hay dudas de que se decretará el archivo y sobreseimiento" para Castaño, imputado dentro de un caso, el de las facturas duplicadas, que salió a la luz en 2006 ante las presuntas irregularidades en subvenciones otorgadas por el Ayuntamiento y la Diputación a la entidad vecinal, cuando estaba de presidenta de la misma Ángeles Nevado, esposa del ex asesor de Presidencia de la institución provincial Ángel Cervera.

Las facturas justificadas indebidamente fueron presentadas por Unidad por distinto concepto e importe ante la Diputación y el Consistorio con la misma documentación el 1 de junio y el 31 de julio de 2003. Tras la denuncia, Nevado presentó su dimisión, al igual que su marido, quien abandonó su cargo en la Diputación.

Posteriormente, el PP amplió su demanda con un fax, de fecha abril de 2002, con instrucciones supuestamente enviadas desde el Grupo Socialista del Consistorio a 'Unidad' en el que se instaba a la federación a "preparar un sobre con 1.218,90 euros y mandarlo al Ayuntamiento".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies