La comunidad de propietarios del bloque siniestrado de Las Naciones se persona en la causa

 

La comunidad de propietarios del bloque siniestrado de Las Naciones se persona en la causa

Actualizado 20/07/2009 16:36:52 CET

Ninguno de los afectados habita el edificio al carecer de servicios básicos y contratan vigilancia privada para evitar saqueos

SEVILLA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La comunidad de propietarios del número 30 de la calle Arquitecto José Gómez Millán, donde la madrugada del pasado viernes un sujeto de 67 años intentó hacer volar el edificio con siete bombonas de gas butano y líquido inflamable, se personará en la causa instruida sobre los hechos al objeto de reclamar penas para el detenido e "indemnizaciones" para los heridos y las 82 personas desalojadas de sus viviendas, actualmente desocupadas porque el bloque carece de abastecimiento de agua, electricidad o gas.

El administrador de fincas que gestiona la comunidad de propietarios de este edificio y vecino del propio bloque, José Enrique Algaba, informó a Europa Press de que si bien el edificio no sufre riesgos de derrumbe pese a la deflagración registrada el pasado viernes, los moradores del edificio están pernoctando en los domicilios de familiares o allegados o en hoteles contratados por el Ayuntamiento de Sevilla o cada una de las compañías aseguradoras, porque el bloque carece de suministro de energía, agua o gas a consecuencia de la citada explosión.

"El cuarto de contadores está totalmente destruido, y las instalaciones de bombeo de agua también", dijo para relatar cómo los vecinos afectados visitan el número 30 de la calle Arquitecto José Gómez Millán para "recoger y organizar sus enseres", pero no pernoctan en las viviendas dada la ausencia de servicios públicos. Además, la comunidad de propietarios ha contratado "vigilancia privada" para proteger el bloque de "actos vandálicos" o de posibles "desvalijamientos".

INDEMNIZACIONES

Además, José Enrique Algaba informó de que ya ha encargado a un abogado la personación de la comunidad de propietarios en las diligencias instruidas contra Rafael P.P., conocido como 'el francés' a cuenta de sus estancias en el país galo, al objeto de solicitar penas para el supuesto autor de los hechos "indemnizaciones" tanto por los daños físicos sufridos por los heridos como por las consecuencias "morales" de este intento de destruir el edificio con sus moradores en su interior.

"Estamos vivos de milagro", dijo José Enrique Algaba, quien anunció que una vez persona en la causa, la comunidad de propietarios entregará al juzgado correspondiente "una relación de tallada" de todas y cada una de las personas que pernoctaban en el edificio aquella madrugada en cuestión, cuando explotó el cuarto de contadores debido a la bombona de gas butano preparada a tal efecto que había en su interior pero no estallaron las restantes seis bombonas y el liquido inflamable que Rafael P.P. tenía dispuesto en su propia vivienda, ubicada inmediatamente encima del cuarto de contadores de electricidad.

En ese sentido, relató a Europa Press que los habitantes del edificio, con quienes se había enfrentado el supuesto autor de los hechos, han pasado "unos momentos horribles" y a día de hoy intentan "recuperar la vida cotidiana como se puede", si bien en el bloque siniestrado "no vive nadie" y sigue bajo "vigilancia privada".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies