Condenado un protésico dental a pagar una multa de 2.160 euros por intrusismo profesional

 

Condenado un protésico dental a pagar una multa de 2.160 euros por intrusismo profesional

Publicado 23/06/2017 14:24:38CET

SEVILLA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 13 de Sevilla ha condenado a un protésico dental a pagar una multa de 2.160 euros por un delito de intrusismo profesional tras quedar demostrado que realizó tratamientos dentales a varios pacientes pese a que su titulación se lo impide.

En la sentencia, consultada por Europa Press, la juez considera probado que el acusado es protésico dental y, como tal, "carece de competencias legales para realizar tratamientos dentales", al ser éstos "competencia exclusiva de los dentistas (odontólogos y estomatólogos)".

Así, sus competencias profesionales "se ciñen en el ámbito de su laboratorio a la fabricación y reparación de las prótesis dentales que prescriben los dentistas", sostiene la juez en esta sentencia dictada tras la conformidad del acusado con la petición de pena realizada por la Fiscalía.

A lo largo de 2012, el acusado realizó unos tratamientos dentales a dos pacientes "para los que no tenía competencia".

De este modo, a una de las pacientes, "sin que ningún dentista la prescribiera, le realizó una prótesis superior e inferior, para lo cual la exploró en su laboratorio y tras el diagnóstico, le inició un tratamiento rehabilitador de su boca mediante prótesis dentales al carecer de la mayoría de las piezas".

Para ello, "le tomó impresiones (modelos de la boca) y tras fabricar las prótesis, se las colocó y adaptó en su boca", aplicando a la paciente un "deficiente" tratamiento que la obligó a acudir en "reiteradas" ocasiones al laboratorio para que el imputado le retocara las prótesis que no ajustaban, "ocasionándole diversos problemas".

Por dicho tratamiento, la paciente le pagó 1.000 euros, de modo que "para aparentar una supuesta relación profesional con un verdadero dentista, el imputado le entregó a la perjudicada una factura por dicho importe emitida" a nombre de un dentista.

A otra paciente, "sin que ningún dentista se la prescribiera, la exploró y le diagnosticó la necesidad de una férula de descarga", para lo cual "le tomó impresiones de la boca y le colocó y adaptó la mencionada férula".

Por dicho tratamiento, esta paciente le abonó 150 euros, "pero también para aparentar una supuesta relación profesional con un verdadero dentista, el imputado le entregó a la perjudicada una factura por dicho importe emitida" por un dentista.

En una nota de prensa, el Colegio de Dentistas de Sevilla ha valorado la condena "por ser un paso más para alcanzar una asistencia sanitaria odontológica adecuada y de calidad, luchando de forma eficiente, ejemplar y decisiva contra aquellos protésicos dentales que ejercen la odontología sin tener la formación, las competencias y las capacidades legales necesarias".

No obstante, desde la organización colegial, que ha ejercido la acusación particular en este procedimiento, se exige "el endurecimiento de las penas puestas por este tipo de delitos, ya que por el momento no es suficiente para reducir el elevado número de infracciones que se producen en el ámbito de la odontología".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies