La Fiscalía mantiene su petición de 20 años de cárcel para el asesino del vicario de San Isidoro

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Tribunales

La Fiscalía mantiene su petición de 20 años de cárcel para el asesino del vicario de San Isidoro

Publicado 06/10/2016 14:53:12CET

SEVILLA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Sevilla ha elevado este jueves a definitiva su petición de 20 años de cárcel para José Eugenio Alcarazo, el hombre acusado de asesinar a cuchilladas el día 16 de julio de 2015 al vicario parroquial de San Isidoro, Antonio Carlos Martínez Pérez, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

Las mismas fuentes han indicado que, durante la cuarta sesión del juicio con jurado popular celebrada en la Audiencia Provincial de Sevilla, el Ministerio Público ha mantenido su petición para el acusado de 20 años de prisión por un delito de asesinato con la atenuante de enajenación mental.

De su lado, la acusación particular que ejerce la abogada Inmaculada Torres en nombre de un hermano y los sobrinos del fallecido ha pedido para el imputado la prisión permanente revisable, lo que se produce en Sevilla por primera vez desde su introducción en el Código Penal.

La letrada de la acusación particular, en su alegato previo al inicio del juicio, ya explicó que en esta "brutal" agresión no concurre ninguna circunstancia atenuante --el acusado "sabía lo que hacía e hizo lo que quería"-- y aplicó además la agravante de abuso de superioridad dada la "especial vulnerabilidad" de la víctima, que tenía 75 años y era "una persona anciana y enferma".

De su lado, la letrada del imputado, Encarnación Molino, ha solicitado la libre absolución de su patrocinado al entender que concurre la eximente completa de alteración psíquica y, de manera subsidiaria, la imposición de una pena de hasta diez años de cárcel por un delito de homicidio.

"HACER JUSTICIA NO ES VENGANZA"

La abogada del acusado ya explicó en su alegato previo que "hacer justicia no es venganza" y solicitó a los miembros del jurado "un juicio justo", agregando que su patrocinado "está arrepentido y desearía" que el crimen "no hubiera ocurrido".

Por ello, y en nombre del imputado, pidió "perdón" a la familia y amigos del fallecido y a la sociedad en general. "Ojalá no hubiera ocurrido", subrayó la letrada.

Durante la cuarta jornada del juicio, además, se ha podido ver el vídeo grabado por las cámaras de seguridad de un bazar chino ubicado en la calle San Jacinto, donde se observa al acusado comprando dos cuchillos de cocina de manera previa al crimen.

Ya este viernes, tanto la Fiscalía como la acusación particular y la defensa presentarán sus informes finales.

CONFESIÓN POR WHATSAPP

En la primera jornada del juicio, el acusado reconoció haber cometido el crimen y aseveró que está "totalmente arrepentido" por ello, ya que "nadie es dueño de la vida de nadie, y yo menos", añadiendo que lo único que recuerda del momento de los hechos "es la cara" de la víctima, que tenía 75 años de edad y era tío de su mujer.

De su lado, la esposa de José Eugenio Alcarazo desveló que el acusado le confesó el crimen mediante un archivo de audio por Whatsapp donde le decía 'cógelo (el teléfono) que te interesa, tu tío se está desangrando en el portal eh'.

Asimismo, dos médicos forenses de Psiquiatría del Instituto de Medicina Legal de Sevilla (IML) que examinaron a José Eugenio Alcarazo aseguraron aunque, el encausado sufría un trastorno de adaptación, sabía lo que estaba haciendo en el momento de los hechos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies