La juez deja en libertad a los dos últimos encarcelados por los incidentes de la Madrugá

 

La juez deja en libertad a los dos últimos encarcelados por los incidentes de la Madrugá

Detenidas ocho personas por los altercados de la Madrugá
EUROPAPRESS
Actualizado 29/06/2017 13:37:38 CET

SEVILLA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La juez de Instrucción número 5 de Sevilla ha dejado en libertad provisional a los dos únicos imputados que permanecían encarcelados por su presunta implicación en los incidentes de la pasada Madrugá del Viernes Santo sevillano, que se han saldado hasta el momento con trece personas detenidas y otras tres investigadas.

De este modo, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han informado a Europa Press de que fue este miércoles cuando, a petición de la Fiscalía de Sevilla, la juez acordó la libertad provisional de Juan Mariano S.A., de 46; y Miguel Ángel G.V., de 45 años.

Según las mismas fuentes consultadas, la instructora ha dejado en libertad a los dos últimos encarcelados al entender que, en este momento, "no hay riesgo de fuga ni de que puedan causarse perjuicios" a la investigación.

La juez ha tomado esta decisión después de que, la pasada semana, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla le ordenara dejar en libertad provisional a Emilio M.C. al considerar, igualmente, que "no persisten riesgos de fuga ni de perjuicios a la investigación".

Tras ello, la juez instructora ejecutó la orden de la Audiencia y dejó en libertad provisional al detenido, de 47 años de edad y que está siendo investigado por un presunto delito de desórdenes públicos.

Cabe recordar que, tras ser detenidos y pasar a disposición judicial, la juez ordenó el ingreso en prisión de Emilio M.C., de 47 años; Juan Mariano S.A., de 46; y Miguel Ángel G.V., de 45 años, por la gravedad de los desórdenes públicos que se les atribuyen y la "alarma social" generada.

LA JUEZ DESCARTA CUALQUIER "CONNIVENCIA NI ACUERDO PREVIO"

Los tres investigados, que se acogieron a su derecho a no declarar en sede policial, si accedieron a declarar ante la juez para negar que generaran las distintas carreras. Así, reconocieron que eran un "grupo de amigos" que estaban algo "contentos" y disfrutando de la noche, llegando a afirmar que incluso salieron "corriendo" cuando se produjeron las estampidas.

De igual modo, negaron haber proferido los gritos de "gora ETA", llegando uno de ellos a afirmar que es "español" y nunca diría frases de ese tenor.

La juez, en base a los datos aportados por la Policía Nacional a la investigación, considera que no existió "connivencia ni acuerdo previo motivado por ideología" en relación a los incidentes de la Madrugá.

Tras los datos aportados por la Policía, la magistrada cree que no existió ningún tipo de organización en los incidentes de la Madrugá, sino que se produjo "un incidente inicial que se aprovecha para general otras revueltas", en relación a la pelea de la Calle Arfe que la Policía sitúa como "epicentro" de los incidentes, extendiéndose desde allí a través de un "efecto dominó" a casi una veintena de lugares del casco histórico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies