El patrón del ex militar detenido por el crimen de la gasolinera niega que le "ordenara" matarlo

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Tribunales

El patrón del ex militar detenido por el crimen de la gasolinera niega que le "ordenara" matarlo

Publicado 22/11/2016 17:21:32CET

Asegura en su declaración ante la juez que la escopeta utilizada en el crimen es propiedad del ex militar cubano

SEVILLA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

José María Y.T., el patrón del ex militar cubano detenido como presunto autor del crimen del hombre que fue hallado muerto el día 27 de noviembre de 2015 en una gasolinera del polígono Calonge, ha declarado este martes como investigado y ha negado haber "ordenado" al ex militar que matara a la víctima.

Según el acta de su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, José María ha asegurado ante la juez de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Carmona que "en ningún momento" le dijo al ex militar, Alberto H.B., "mátalo, mátalo".

Después de que la Audiencia Provincial le ordenara investigar a José María --propietario de la nave de Carmona donde la víctima recibió los disparos que posteriormente acabaron con su vida-- por delitos de homicidio o asesinato y tenencia ilícita de armas, la juez lo ha citado a declarar aunque únicamente por el segundo de los delitos referidos.

Así, el investigado ha relatado que conocía al ex militar porque éste realizaba trabajos para él, por lo que "le dejaba vivir" en su nave, y ha añadido que la víctima era su "amigo" y que "nunca tuvo problemas" con él.

UN SOLO TIRO

En relación al día de los hechos, ha manifestado que el fallecido se personó en la urbanización "para reclamarle el pago de una deuda" cuyo origen era "un transporte", iniciándose una discusión entre ambos en el marco de la cual el ex militar "salió de su cuarto con una escopeta" y la víctima "intentó quitársela", momento en el que el primero "le disparó" en una sola ocasión.

El investigado ha añadido que, tras escuchar el disparo, se escondió, para a continuación avisar al hermano de la víctima, tras lo que lo montaron en un coche y se lo llevaron al hospital, agregando que no llamó a la Policía ni al médico "porque no podía reaccionar" en ese momento.

En este sentido, ha precisado que reaccionó avisando al hermano y no a la Policía o a los servicios sanitarios porque "otras personas estaban llevando" a la víctima al hospital.

LA ESCOPETA ERA DEL EX MILITAR

Al hilo de ello, ha querido dejar claro que el arma era del ex militar, "que no tuvo órdenes para matar a nadie", y ha precisado que llegó a preguntarle para qué era la escopeta, a lo que el principal encausado contestó que "se dedicaba a la caza y por eso tenía las armas".

Para finalizar, ha afirmado que no tiene licencia de armas y que, el día de los hechos, el ex militar "estaba raro".

En un auto fechado el 18 de octubre, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial estimó el recurso interpuesto por la familia de la víctima y ordenó a la juez instructora que investigara a José María por los presuntos delitos de homicidio o asesinato y de tenencia ilícita de armas.

El tribunal ordenó investigar por homicidio o asesinato a José María Y.T. en base a la declaración del principal sospechoso y a los datos indiciarios existentes en la causa, "donde ciertamente existen manifestaciones contradictorias y, en algunos aspectos, desmentidas al citado investigado".

Así, asevera que José María, para el que trabajaba el principal encausado, "sólo habla de un disparo y no de dos, como realmente fueron los realizados" por el exmilitar cubano, a lo que se suma que en su declaración "no aclara el incidente habido" con la víctima y sus tres acompañantes, "uno de los cuales se situó a la espalda con un hierro en la mano".

Además, los testigos "dicen que la discusión fue acalorada, lo que no parece corresponderse con la situación de tranquilidad descrita por él", mientras que "las contradicciones y desmentidos apreciados" en las declaraciones de dos personas imputadas inicialmente por encubrimiento pero cuya causa se ha archivado "permiten dudar de la veracidad de sus manifestaciones sobre lo ocurrido en la nave" donde se producen los hechos, ubicada en la urbanización 'Mataluna'.

TENENCIA ILÍCITA DE ARMAS

La Audiencia asevera que, como recuerda la Policía, "no puede decantarse por ninguna de las versiones de las partes", por lo que estima "justificada" la solicitud realizada por la acusación a fin de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Carmona que instruye la causa investigue al dueño de la nave.

Asimismo, ordenó investigar a José María por un delito de tenencia ilícita de armas, ya que la escopeta con la que el exmilitar cubano "disparó y causó" la muerte de la víctima "procedía de un robo y su posesión precisaba de licencia y guía de pertenencia".

La Audiencia dice que el exmilitar cubano es autor de este delito pero añade que "también existen indicios de su comisión por parte de José María, titular de la nave y empresario que tenía contratado al anterior, a quien éste le atribuye ser la persona que le entregó" la escopeta y que dijo que ésta le pertenecía "al igual que otras armas existentes en la nave de su propiedad".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies