UGT-A estima que 100.000 trabajadores agrarios andaluces podrían quedarse sin empleo con la reforma de la PAC

Publicado 22/01/2014 15:24:12CET

SEVILLA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El sindicato UGT-A estima que 100.000 trabajadores agrarios andaluces "podrían quedarse sin empleo" con la reforma de la Política Agraria Común (PAC) y considera "bastante significativo" que las comunidades menos afectadas por la pérdida de fondos comunitarios "sean precisamente las del PP y Cataluña, mientras Andalucía es la gran perjudicada".

"¿Es que los 500.000 trabajadores agrarios andaluces tienen menos derechos que el resto?", se pregunta en un comunicado Pedro Marcos, secretario de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios (Fitag) de UGT-A, para el que "es vergonzosa la posición que ha mantenido el ministro Arias Cañete, con la zanahoria en España y el palo en Bruselas".

Según las estimaciones del sindicato, con los datos actuales "se podrían perder un 20 por ciento de los empleos en el campo, y eso de entrada porque si luego finalmente se consolida esta drástica rebaja de fondos, muchos agricultores andaluces abandonarán sus cultivos y todavía habrá más paro indirecto".

Según Marcos, unos 500.000 andaluces son trabajadores agrarios, "hombres y mujeres que dependen de ello para subsistir". Recuerda que Andalucía "es la comunidad autónoma donde más trabajadores agrarios hay, un 30 por ciento del total de toda España, y eso no se ha tenido suficientemente en cuenta en Bruselas para evitar esta catástrofe".

"Queramos o no el sector agroalimentario es uno de los motores de Andalucía", asevera el dirigente sindical, quien se muestra "sorprendido" por que el Ministerio "haya dicho primero que no se iban a perder ayudas significativas y que si se perdían iba a ser algo ponderado entre las comunidades autónomas". "¿Por qué entonces ahora es Andalucía la más perjudicada?", insiste el líder sindical.

Por ello, exige al Gobierno de Rajoy que "aplique índices correctores porque la UE permite que cada país pueda distribuir las ayudas como considere". "El Gobierno debería aplicar índices que permitan que la pérdida sea más equitativa para todos y no volcarla toda en Andalucía", deja claro.

Pedro Marcos recuerda que el sector agroalimentario es uno de los más castigados, toda vez que "un 90 por ciento del trabajo es precario y completamente eventual", concluye.