UGT-A exige medidas reales para la integración social y laboral de las personas con discapacidad

 

UGT-A exige medidas reales para la integración social y laboral de las personas con discapacidad

UGT-Andalucía también con el Día de la  Discapacidad
EUROPA PRESS
Publicado 03/12/2014 12:22:57CET

SEVILLA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

UGT-A ha hecho un llamamiento a los poderes públicos, empresariado y sociedad en su conjunto para que se pongan en marcha las medidas "reales, oportunas y necesarias" que permitan "de una vez por todas" la integración social y laboral de estas personas.

Aprovechando esta fecha del 3 de diciembre, Día Internacional de las Personas con Discapacidad, UGT-A ha recordado en una nota de prensa que en octubre de 2014, el número de personas con discapacidad valoradas por los Centros de Valoración y Orientación de Andalucía con un grado igual o superior al 33 por ciento son 519.693, de las cuales 262.376 son mujeres y 257.317 hombres.

Según el Observatorio Argos del Servicio Andaluz de Empleo, el pasado octubre se registraron en Andalucía un total de 3.479 contratos a personas con discapacidad, 2.241 eran hombres y 1.238 mujeres. Agrega que la mayor parte de esos contratos (3.346) fueron temporales, es decir un 96 por ciento, siendo los restantes 133 contratos indefinidos.

La mayor parte de las personas discapacitadas contratadas tenían entre 25 y 44 años y el sector servicios destaca como el que mayor número de contrataciones genera. Representa un 72,45 por ciento del total de contratos registrados.

En relación con las personas con discapacidad demandantes de empleo, nos encontramos con un total de 27.454 personas, 12.918 mujeres y 14.536 hombres, la mayoría entre 25 y 44 años, con estudios secundarios y con discapacidad física.

Con estas cifras se concluye que el paro registrado a octubre de 2014 es de 18.911, mayor en mujeres (9.659) que en hombres (9.252).

Desde octubre de 2008 hasta octubre de 2014 el número de discapacitados desempleados ha aumentado cerca de un 35 por ciento pasando de 18.554 a 27.454 personas. En relación con los contratos registrados, UGT-A señala que se ha producido un incremento en los últimos seis años pasando de 2.567 en el año 2008 a 3.479 en la actualidad.

Ha explicado que la precariedad laboral existente "ha potenciado la adopción de políticas orientadas a eliminar sus nefastas consecuencias", que, según reconoce el propio sindicato, "se manifiestan en la inseguridad en el empleo, bajos salarios, disminución de derechos laborales, dependencia personal respecto al empresario, y en general, un continuo empeoramiento de las condiciones de trabajo".

En este contexto, lamenta que "no es extraño encontrar trabajadores que se ven obligados a realizar jornadas excesivas, a reducir o eliminar los descansos, a intensificar el ritmo de trabajo hasta límites inimaginables y todo ello, en muchos casos, como contraprestación de un salario mínimo, lo que conlleva en numerosas ocasiones al agravamiento de la discapacidad, a la aparición de enfermedades y como no, a accidentes laborales que por desgracia pueden llegar a ser mortales".

Para el sindicato, "es importante que todos seamos conscientes y reivindiquemos los apoyos y las adaptaciones necesarias para lograr que las personas con capacidades diferentes sean partícipes del mundo laboral", afirma UGT-A sobre un mundo que, muchas veces, "no deja de ponerles trabas, barreras y todo tipo de limitaciones, que no les permite desarrollarse como personas y en el que tienen que estar demostrando constantemente sus capacidades, habilidades y aptitudes".

El sindicato considera que "los equipamientos, los servicios y los espacios deben de ser más cómodos, más seguros, más fáciles de usar y que promuevan la autonomía de las personas".

"De nada sirve que se pueda acceder a una sala de cine, si no se disfruta de la película por no estar subtitulada o con audiodescripción; de nada sirve que se pueda salir de casa por tener un magnífico ascensor, si no puede desplazarse por la ciudad al no tener accesos rebajados y señalización accesible; de nada sirve llegar hasta la biblioteca municipal si no se puede leer un libro al no estar disponible en lectura fácil; de nada sirve tener un empleo si ni el centro de trabajo ni el puesto está adaptado a las necesidades de esa persona", apunta UGT-A.

"Las personas con discapacidad como cualquier otro ciudadano tienen derecho a trabajar y es importante que puedan hacer uso del ejercicio del mismo", ha agregado el sindicato, que recuerda que el trabajo "conlleva un importante nivel de sustento, capacidad económica, desarrollo psicosocial y la integración de las personas en la sociedad como miembros activos y plenos".

Este miércoles se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, y por este motivo UGT-A ha hecho un llamamiento y ha reivindicado a los poderes públicos, al empresariado, y a la sociedad en su conjunto para que "se pongan en marcha las medidas oportunas y necesarias para que de una vez por todas se logre la integración social y laboral de estas personas".

"Ya se conoce la situación de crisis económica y la precariedad laboral que nos castiga en estos últimos años y que, una vez más, azota fuertemente a los grupos que por sus circunstancias personales o sociales son más vulnerables, como son las personas con discapacidad", añadió.

UGT-A ha indicado que "los derechos fundamentales constituyen una de las principales herramientas de organización y dirección de la vida social, tal vez la principal". Además, afirman que "no basta con ejercer derechos, hacen falta cambios sociales y dentro de ellos, cambios en la forma de percibir y aceptar a las personas discapacitadas y darles su espacio en la sociedad".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies