UGT-A reconoce que la Concertación vive "serias dificultades" y espera que en días se reanuden las reuniones tripartitas

 

UGT-A reconoce que la Concertación vive "serias dificultades" y espera que en días se reanuden las reuniones tripartitas

Actualizado 20/07/2009 21:57:54 CET

SEVILLA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT-A, Manuel Pastrana, reconoció que la negociación del VII Acuerdo de Concertación Social sufre "serias dificultades" porque los empresarios "no flexibilizan sus posiciones", aunque mostró su deseo de que "en unos días" se reanuden las reuniones tripartitas entre Junta, sindicatos y empresarios, "una vez que la Junta haya hecho su labor de mediación entre las partes".

Pastrana aseguró que la posición de los empresarios "en cuanto a su rechazo a tratar en la mesa de negociación cualquier aspecto relacionado con la negociación colectiva y la aplicación de los convenios, esto es, su negativa a tratar los derechos de los trabajadores, provocan que en estos momentos la Concertación esté en un 'inpass', que durará hasta que la Junta concluya sus gestiones de mediación entre sindicatos y empresarios, a las que se comprometió la semana pasada".

"La Concertación está en estos momentos en serias dificultades, dado que no hay forma de que los empresarios flexibilicen su posición", se lamentó Pastrana, quien apuntó que la patronal "rechaza todos los intentos de que pactemos algo relacionado con los derechos laborales de los trabajadores, cosas tan elementales como la aplicación de los convenios o la negociación de convenios pendientes".

Pastrana explicó que se han avanzado en distintos aspectos, "y ahora estamos con el debate sobre una serie de medidas que con carácter de urgencia planteaban los empresarios, las llamadas 'medidas anticrisis', por las que se pretende que del presupuesto de la Junta se cubran determinados puntos y necesidades de las empresas, pero a cambio los empresarios, que reclaman recursos públicos, no están dispuestos a dar ninguna medida de garantía ni en cuanto a mantenimiento del empleo ni en cuanto a condiciones de trabajo de los empleados".

A su juicio, UGT-A "no puede apoyar desde ningún punto de vista que los empresarios, que recibirán si se aprueba la Concertación grandes cantidades de recursos públicos, no asuman ningún tipo de compromiso en relación con los trabajadores". "Parece muy elemental que si el conjunto de los andaluces, a través de esos recursos públicos, estamos dispuestos a ayudarnos, las empresas a su vez asuman que no se puede seguir despidiendo a trabajadores ni deteriorando las condiciones de trabajo", aseveró.

Pastrana explicó que hoy ha mantenido contactos con la Junta y está a la espera de que "nos citen en los próximos días, una vez los representantes de la Junta hayan realizado los contactos con los empresarios, para así poder reanudar de inmediato las negociaciones a lo largo de los próximos días".

REFLEXIÓN INTELIGENTE

La semana pasada, el secretario general de UGT-A exigió a la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) una reflexión "inteligente", ya que, según advirtió, "está habiendo y habrá muchas dificultades y muy importantes para alcanzar un VII Acuerdo de Concertación si no se resuelven los convenios colectivos".

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de UGT-A reconoció que la Junta lleva días haciendo labores de mediación entre sindicatos y empresarios para "intentar acercar posiciones" y aseguró que, por parte del sindicato, "se están haciendo todos los esfuerzos posibles y poniendo la mejor de las voluntades para poder alcanzar un acuerdo lo más rápido posible, como pretendemos".

"Estamos exigiendo en estos momentos el compromiso de que la patronal se siente en la mesa de Concertación de forma paralela al impulso de la negociación colectiva y el diálogo social entre las empresas y los trabajadores, de forma que el diálogo social se pueda producir en el marco de la Concertación y no haya dificultades", aseveró Pastrana.

No obstante, el dirigente sindical lamentó que los empresarios "no quieren sentarse a negociar el convenio y están existiendo dificultades reales para avanzar en la Concertación, pues éstos siguen en su posición de no aplicar los convenios pactados o poniendo problemas en la negociación de los mismos".

Para Pastrana, es un "error de planteamiento" de los empresarios mantener "esa posición tan cerrada, derivación de la situación del diálogo social en Madrid". Asimismo, tras apuntar que los sindicatos "tenemos mucho respeto hacia la situación de crisis", aseguró que las centrales sindicales "no hacemos llamamientos a la conflictividad, sino planteamos el diálogo para afrontar la crisis", aunque sí advirtió de que no permitirá que "nadie nos robe el derecho a la negociación colectiva ni nos robe los convenios ni los convierta en un instrumento simbólico", por lo que "la conflictividad puede aumentar conforme se vayan agotando los meses del año".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies