UPA-A avisa de una "drástica" reducción en la cosecha de algodón, que no superará las 175.000 toneladas

Actualizado 06/10/2015 16:00:21 CET

SEVILLA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

UPA en Andalucía ha avisado este martes, una vez alcanzado el tercio de la cosecha, de una "drástica" reducción de la producción de algodón, que no superará las 175.000 toneladas en las 63.385 hectáreas sembradas en la cuenca del Gualdalquivir.

De esta manera, según ha apuntado en una nota, la cosecha será menor de la del pasado año, cuando se llegó a las 232.000 toneladas. Esto se debe a las altas temperaturas sufridas en el verano y los continuos ataques de plagas, fundamentalmente el gusano rosado y la earias.

Cabe recordar que UPA-A viene insistiendo desde el año 2003 y campaña tras campaña en la necesidad de que las administraciones concedan la autorización del algodón transgénico resistente a heliotis, earias y gusano rosado, que permite mayor producción, reducción de los costes de producción y más respeto al medio ambiente.

Un tipo de algodón actualmente autorizado, desde hace años, en el 80 por ciento del que se produce en el mundo, concretamente en Estados Unidos desde el año 1996 y posteriormente en países como China, India, Pakistán, Argentina, Brasil y Australia, entre otros.

Situación muy contradictoria porque la UE está importando algodón transgénico para el consumo animal y humano. Por lo tanto, el sector del algodón está perdiendo competitividad porque no dispone de las mismas herramientas o las mismas reglas del juego con respecto a algodoneros de los principales países competidores en un mercado totalmente liberalizado, lo que conlleva "el peligro de la desaparición de este cultivo en nuestro país junto al tejido socioeconómico que actualmente está manteniendo".

UPA-Andalucía ha advertido de que, además, la situación del mercado internacional de la fibra está marcando el devenir de la campaña. Durante el primer semestre del presente año las cotizaciones de la fibra del algodón en la bolsa de New York rondaban en torno a los 63 a 65 céntimos de dólar por libra, unido a la devaluación del euro frente al dólar, permitió que algunos agricultores hicieran operaciones de venta a 0,45 euros por kilo. Sin embargo, en el segundo semestre la bajada de las cotizaciones, unido a la leve subida del euro, han hecho bajar el precio del algodón a niveles de 0,38 a 0,40 euros por kilo.

Actualmente, la autorización excepcional del defoliante tidiazurón, junto a las temperaturas casi veraniegas durante el mes de septiembre, han permitido una buena defoliación, el adelanto de la recolección y una calidad muy alta de la fibra. Hoy en día está ya recolectado y puesto bajo control el 40 por ciento del algodón, aproximadamente.

Por último, y aunque ha agradecido la autorización excepcional del uso del tidiazurón, no ha dejado de reclamar al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente su autorización definitiva, puesto que es "el único defoliante que no provoca impurezas, que defolia el algodón de forma natural y que es respetuoso con el medio ambiente", además de producir efectos favorables sobre el cultivo como un adelanto de entre 10-15 días en el inicio de la recolección, una mayor calidad de la fibra al reducirse la cantidad de hojas adheridas y las impurezas.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies