La US adjudica mobiliario por casi 40.000 euros para su nueva Biblioteca Central, pendiente de apertura

Nueva Biblioteca Central de la US
EUROPA PRESS
Actualizado 19/12/2016 16:25:04 CET

SEVILLA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de Sevilla (US) ha formalizado un contrato, con una valoración total de 38.278,35 euros, para el suministro de mobiliario de despacho de su nueva Biblioteca Central 'Rector Antonio Machado y Núñez', que se ubica en la avenida de Eritaña de la capital hispalense --junto a los pabellones de Brasil y México de la Exposición Iberoamericana de 1929-- tras el malogrado proyecto de los Jardines del Prado de San Sebastián.

Según la documentación oficial, recogida por Europa Press, el contrato, que partía de un presupuesto base de licitación de 160.045 euros, se ha adjudicado a F.O.B. Mobiliario S.L.

La Hispalense ya ha finalizado las obras de reurbanización y ajardinamiento y, con ello, el proyecto global de construcción del inmueble: la apertura del complejo queda a expensas del equipamiento del recinto, lo que se finalizará cuando sea presupuestariamente posible.

El término de los trabajos se ha llevado a cabo después de que la US resolviera solventar la problemática de posible afectación de los trabajos a algunas especies arbóreas al programar una modificación de los alcorques de los árboles, una vez alertados del particular por parte del Área de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla.

Dada la "sensibilidad" existente en el seno de la Hispalense con la afección al patrimonio vegetal, la institución invitó a los técnicos de Parques y Jardines a visitar el lugar y elevar sus consideraciones, tras lo cual el Vicerrectorado, por "prudencia", decidió dar la orden de parar.

Con un presupuesto de unos seis millones de euros, este complejo comenzó a cimentarse en abril de 2013 después de que en junio del año anterior el por entonces rector de la Hispalense, Antonio Ramírez de Arellano, colocase la primera piedra del proyecto.

La demora se justificaba en que la universidad tenía licencia para construir en este emplazamiento la sede de la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla. Tras la resolución judicial concerniente a la construcción en el Prado, y a pesar de que el nuevo edificio solo precisaba de algunas reformas internas para acoger la biblioteca, se debió proceder a una tramitación de cambio de destino y petición de nueva licencia.

UNA NECESIDAD ACADÉMICA

El nuevo complejo supondrá adecuar unas instalaciones apropiadas para la labor bibliográfica, al tiempo que también servirá para liberar espacio en la Fábrica de Tabacos, que albergará, una vez se acometan las necesarias obras de reforma, nuevos espacios de investigación y la biblioteca de Humanidades, que compartirán y utilizarán los estudiantes, profesores e investigadores de las Facultades de Filología y Geografía e Historia.

Según la US, la construcción de esta biblioteca es una necesidad académica desde hace algunos años, ya que la actual, ubicada en el edificio de la antigua Fábrica de Tabacos, cuenta con más de 1.600.000 volúmenes, a lo que hay que añadir el Archivo Histórico, que también irá en la nueva construcción. A todo ello se le une la valiosa colección del Fondo Antiguo, que cuenta entre sus volúmenes con 300 manuscritos anteriores a la invención de la imprenta y uno de los escasos ejemplares de la Biblia de Gutenberg que existen en el mundo, entre otras joyas bibliográficas.

Por otro lado, la Hispalense ha recurrido ante la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) la desestimación del recurso de reposición potestativo promovido por la institución ante el procedimiento de reintegro tramitado por la Junta de Andalucía sobre la subvención de 16,4 millones de euros concedida para el proyecto de la construcción de su biblioteca central en los Jardines del Prado de San Sebastián.