La US asegura que costeará el realojo de los vecinos afectados por el derrumbe de la grúa

 

La US asegura que costeará el realojo de los vecinos afectados por el derrumbe de la grúa

Actualizado 17/06/2010 14:21:51 CET

Las grietas registradas esta madrugada son "totalmente distintas" a lo que ya se había notificado con anterioridad, según el rector

SEVILLA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de Sevilla (US) anunció hoy que costeará el realojo de los vecinos de la barriada de la Renfe afectados por el riesgo de derrumbe de una grúa de obras de la entidad próxima a viviendas, un centenar de los cuales ha tenido que ser desalojado en la madrugada de hoy.

En declaraciones a los periodistas, el rector de la Hispalense, Joaquín Luque, señaló que la entidad que dirige, a través de la constructora y los seguros de obra, se va a hacer cargo de los perjuicios que pudieran afectar a los vecinos, así como de las reparaciones en edificios, "menores o grandes".

"Asumimos la responsabilidad, naturalmente, de los daños que pudieran haberse ocasionado", indicó Luque, que explicó que el inmueble que se estaba construyendo y cuyas obras han tenido que ser paralizadas como consecuencia de la aparición de las grietas en los edificios está destinado a una escuela de enfermería "con cuatro plantas de aparcamiento y seis sobre rasante" y se esperaba que estuviera terminado en "un año o año y medio".

Sobre la aparición de las grietas en los edificios colindantes, el rector de la Universidad de Sevilla admitió que los vecinos "se habían quejado a la Gerencia de Urbanismo" que había realizado estudios sobre "algunas grietas", si bien indicó que "la evolución de los técnicos determinó que no había ningún riesgo para los edificios".

No obstante, manifestó que lo que se ha producido esta madrugada "es algo completamente distinto de lo que se había avisado", por lo que se ha actuado de manera "inmediata" debido al "importante tamaño de las grietas". Así, aseguró que "se han colocado testigos para medir la evolución de las grietas y los técnicos están valorando los daños producidos tanto en la obra, como en el terreno y los edificios colindantes".

"PENSAMOS QUE SE IBA A CAER TODO"

Por su parte, en declaraciones a Europa Press Televisión, el presidente de la asociación de vecinos Barqueta-Renfe, Bernabé García, tachó la situación vivida en la madrugada de ayer de "dantesca" porque, como dijo, "las personas que habitan en la barriada son mayores jubilados", lo que complicó la evacuación de los mismos y su posterior realojo. Además, señaló que los vecinos tenían "bastante miedo" porque la "situación era grave", aunque dio "gracias" porque no se hayan producido "desgracias personales".

Asimismo, criticó la tardanza en decidir si se desalojaban los edificios colindantes a la obra, si bien explicó que "la primera opción fue paralizar la obra". Tras el "nerviosismo de los vecinos y la grúa que había cedido muchos grados", añadió, se procedió a evacuar a las personas de sus viviendas.

No obstante, afirmó que "lo doloroso" de la situación es que llevan denunciando "desde enero de 2009" la aparición de las grietas en los edificios. "No nos han hecho caso porque los técnicos consideraron que no había ningún riesgo", lamentó, a lo que sumó que "como mínimo hay negligencia por parte de la constructora y de la Gerencia de Urbanismo" del Ayuntamiento sevillano.

Por último, una vecina desalojada, Encarnación, comentó que mientras dormía escuchó "ruido y bullicio de policías y bomberos", que les instaron a desalojar el edificio "sin poder coger nada, con lo puesto". "Fue una situación muy mala, pasamos mucho miedo porque pensamos que se iba a caer todo. De hecho hay riesgo y ahora estamos en la calle", lamentó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies