La US presenta una aplicación para localizar a personas con discapacidad en el interior de edificios

Miembros Del Grupo De Investigación TAIS De La Universidad De Sevilla
EUROPA PRESS/UNIVERSIDAD DE SEVILLA
Actualizado 03/07/2012 19:37:23 CET

SEVILLA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de investigación 'Tecnologías para la Asistencia, la Integración y la Salud' (TAIS) de la Universidad de Sevilla participa este miércoles en la competición EvAAL --Evaluating Ambient Assisted Living Systems through Competitive Benchmarking--, con una aplicación que sirve para mostrar la ubicación exacta de una o varias personas, además de informar de determinadas áreas de interés en las que se encuentre la persona. El objetivo principal de trabajo de este grupo es la mejora de la calidad de vida de las personas mayores y con discapacidad, así como ofrecer soluciones para dotarlas de mayor autonomía y confort.

La responsable del proyecto, la profesora Ana Verónica Medina Rodríguez, explica que este sistema de posicionamiento despliega un conjunto de dispositivos conocidos como motas que implementan el protocolo 'Zigbee' a través del software 'BitCloud' para crear una red de sensores dentro del 'Living Lab' con el objetivo de determinar la ubicación de una persona que transporte una de estas motas, según ha informado en una nota la Universidad de Sevilla.

Además se muestra información de los sensores que tienen estas motas. La técnica usada para posicionar se conoce como huella. El fallo del jurado se comunicará en el Workshop Eval, que se celebrará en conjunto con el Forum AAL, del 24 al 27 de septiembre 2012, en Eindhoven, Holanda.

El Grupo TAIS está formado por un equipo multidisciplinar de físicos, ingenieros informáticos, ingenieros industriales y médicos. La mayoría pertenecen a la Universidad de Sevilla, pero también cuenta con miembros pertenecientes al sector de la empresa privada y hospitales.

Por su parte, la directora del Grupo TAIS, la profesora Isabel María Gómez González, resalta que este tipo de "juegos" se emplean para incrementar las capacidades, mejorar habilidades motoras, estimular el procesamiento sensorial, desarrollar habilidades emocionales, sociales y lingüísticas de personas de todas las edades con el objetivo de contribuir a su rehabilitación física o a su desarrollo intelectual.

"A través del ordenador, de la videoconsola e incluso usando aplicaciones en teléfonos móviles de tipo Android estos juegos pueden mejorar la calidad del usuario", afirma Gómez González.

En este interés por diseñar aplicaciones útiles que contribuyan a solucionar problemas reales del día a día, este grupo de expertos ha contado con la colaboración de un colegio de educación especial y de la asociación Aspace Sevilla para diseñar aplicaciones que sean adecuadas a las actividades diarias que se realizan en estos centros.

Para ello, trabajan además en la computación afectiva desarrollando una serie de aplicaciones que proporcionan información sobre cómo se siente la persona mientras usa la propia aplicación informática.

"Queremos saber si le resulta confortable, si le parece agradable o no, si el sonido está demasiado alto, etcétera, para así ajustar el contexto del juego a su estado físico y psicológico de forma automática", apunta la directora del Grupo TAIS.

'Aprende con Bobo' es un ejemplo de este proyecto en dos dimensiones de scroll horizontal destinado a facilitar el desarrollo cognitivo de una persona aquejada de parálisis cerebral tanto en edad infantil como en edad adulta.

Esta aplicación trata de incrementar el desarrollo de la capacidad de acción y reacción, refuerza el aprendizaje de conceptos básicos como números, colores y animales, y favorece la autonomía en la interacción con el ordenador al tiempo que proporciona un mecanismo de integración.