Vecinos de Nuevo Amate dicen que las condiciones de retorno "nada tienen que ver" con las comprometidas

 

Vecinos de Nuevo Amate dicen que las condiciones de retorno "nada tienen que ver" con las comprometidas

Actualizado 07/02/2012 19:58:31 CET

SEVILLA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de las 220 viviendas de Nuevo Amate de Sevilla, antigua Regiones Devastadas, han advertido que las condiciones de retorno a estos inmuebles que la empresa municipal de vivienda (Emvisesa) les está ofreciendo ahora "nada tiene que ver con el compromiso del alcalde, Juan Ignacio Zoido, de que los inquilinos podrían volver en las mismas condiciones que se marcharon".

En este sentido, uno de los afectados, Manuel Romero, ha explicado a Europa Press que Emvisesa está llamando a todos los residentes "de forma individual, uno por uno", para informarles que en las viviendas se aplicarán las condiciones y requisitos que Emvisesa aplica a todas sus viviendas. Sin embargo, Romero aclara que estos inmuebles no estaban con anterioridad sujetos a requisitos de renta, sino a un contrato de 50 años, mientras que ahora "si un año cuentas con algún ingreso más porque trabaja otro miembro de la familia te quedas sin vivienda".

"El PP prometió a los vecinos que iba a haber un trato especial con todo lo que estaba ocurriendo y finalmente no ha sido así", afirma, tras recordar que Zoido dijo textualmente el día 8 de julio de 2011, cuando visitó la zona al "desbloquear" las obras, que "las familias que vivían allí con anterioridad podrán volver en las mismas condiciones que tenían antes".

Además, Romero, cuya vivienda fue de las primeras en contar con graves desprendimientos en el techo, hechos que precipitarían más adelante el derribo, ha indicado que estos moradores son ahora un "solicitante más" de Emvisesa, "pudiendo perder la vivienda que ocuparían por 50 años al no contar ahora con alguno de los requisitos que tiene Emvisesa". "Estas circunstancias que están surgiendo ahora no se dijeron en ningún momento, sino que siempre se mantuvo que se mantendrían las condiciones para quien quisiera volver a las viviendas de Regiones Devastadas o permanecer en las que actualmente están", lamenta.

En la misma línea, otras fuentes vecinales han indicado a Europa Press que son muchos los que están rechazando la vuelta a sus antiguas viviendas en Nuevo Amate debido a los "fuertes incrementos" que se han establecido, con cuantías totales de alquiler que, incluyendo comunidad, podrían superar los 600 euros. "Las condiciones que van a tener no tienen nada que ver con la que se establecía anteriormente", añaden.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies