Vecinos de Polígono Norte se dividen entre la sorpresa y los que creen que el suceso "era de esperar"

Actualizado 06/08/2010 14:36:40 CET

SEVILLA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Algunos vecinos del hombre de 50 años que este jueves perdía la vida a manos de su propio hermano, de 56, en la calle Carmen Díaz, en la barriada del Polígono Norte de la capital hispalense, se han mostrado "sorprendidos" por lo sucedido, si bien otros han asegurado que este final era "de esperar".

En declaraciones a los periodistas, un trabajador de la zona que conocía a la víctima, Juan Francisco, explicó que el fallecido, al que identificó como José Luis B.R., al parecer "estaba acostado" y su hermano, Agustín B.R., "se lió con él a puñaladas hasta matarlo".

En este sentido, señaló que la discusión que terminó en tragedia se pudo deber a "una paga" que iba a cobrar la víctima y que su hermano le reclamó porque "consumía drogas". "Él se negó y comenzaron a discutir", indicó.

No obstante, manifestó que "la discusión venía de antes" porque como dijo, hace unos meses el presunto agresor le propinó otra puñalada a su hermano "debajo del pecho", por lo que la víctima se esperaba lo sucedido. "Decía: algún día me mata, algún día me mata", aseguró este trabajador que le había comentado el ahora fallecido.

Por su parte, otro residente en el edificio donde vivían los hermanos, Francisco, opinó que "las discusiones no traen nada bueno", al tiempo que comentó que él ya se lo había aconsejado a la víctima. "El que ha muerto me había advertido de que había discutido con el hermano y que cualquier día iban a tener algo, y yo le dije que se quitara de en medio porque las discusiones no traen nada bueno", reiteró. Además, afirmó que en el momento de la agresión la madre de los hermanos no estaba en la vivienda, congratulándose por ello porque "se hubiera encontrado un cuadro horroroso".

Otros vecinos de la barriada sevillana, como Gustavo, lamentó "la mala suerte" de esta discusión "entre hermanos" que se ha saldado con la muerte de un residente en la zona, mientras que "se llevaron al otro al hospital escoltado por la Policía" porque presentaba heridas de gravedad, si bien no supo concretar el origen de la disputa.

Por último, otra vecina, Rocío, aseguró que los hermanos "no eran muy afectuosos y se llevaban mal" y calificó el hecho como "muy fuerte y muy triste" porque, insistió, "es muy triste que dos hermanos lleguen a esto, a quitarle la vida el uno al otro". Respecto a la madre del fallecido y el presunto agresor, dijo que es "muy buena persona" e imaginó que "estará destrozada". "Nos ha sorprendido muchísimo porque no te entra en la cabeza que un hermano le quite la vida al otro", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies