Los vecinos de Santa Cruz piden una entrevista con el conservador del Alcázar ante el Plan de Protección

Actualizado 24/02/2009 15:20:47 CET

SEVILLA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El colectivo de vecinos y propietarios del histórico barrio de Santa Cruz ha solicitado al Ayuntamiento de Sevilla una entrevista con el nuevo conservador de los Reales Alcázares, Antonio Balón Alcalá, al objeto de debatir sobre los posibles efectos del Plan Especial de Protección impulsado por el Patronato del Real Alcázar para todo el sector urbano que rodea a este recinto palaciego declarado Patrimonio de la Humanidad.

La presidenta del colectivo de vecinos, María José del Rey, informó a Europa Press de que tras la reunión celebrada recientemente con el delegado municipal del distrito Casco Antiguo, José Manuel García (IU-CA), la organización ha seguido la recomendación del concejal en cuanto a la solicitud de un encuentro con el conservador del Real Alcázar, dado que los vecinos de este céntrico y turístico barrio desean conocer si el Plan Especial de Protección aún por implantar implicará efectos sobre las viviendas.

El 'Plan Especial de Protección del Sector 6 del Conjunto Histórico de Sevilla: Real Alcázar', como se recordará, ha sido redactado por los arquitectos Rafael Bermudo y Vicente Llanos por encargo del Patronato del Real Alcázar y el documento obra ya en poder del Ayuntamiento de cara a su exposición a información pública, paso previo a su debate en sesión plenaria dentro del procedimiento administrativo que corresponde a una iniciativa de esta naturaleza.

En este documento, los arquitectos proponen la protección completa de 90 edificios del entorno inmediato del conjunto palaciego. El alcaide del Real Alcázar, Antonio Rodríguez Galindo, había señalado no obstante que esta iniciativa no supondría "incidencias" en el barrio de Santa Cruz, descartando así expropiaciones o efectos severos sobre el colectivo de residentes.

El arqueólogo director del Real Alcázar, Miguel Ángel Tabales, de todas formas, ha reconocido no obstante que las obras particulares de los edificios afectados estarán siempre sometidas a los términos de protección que finalmente se impongan una vez aprobado el documento de forma definitiva.