Virginia Pérez aboga por una línea "positivista" y niega que el PP de Sevilla sea "el patito feo" del partido

Publicado 23/07/2017 11:07:33CET

Cree que "el negativismo aporta poco" y considera que en esa posición "están instalados los partidos radicales de izquierda"

SEVILLA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, ha asegurado que el "positivismo" y el espíritu "constructivo" marcarán las "líneas de actuación" en el nuevo periodo que afrontan los populares sevillanos tras su designación como líder de la formación. En paralelo, ha negado que el PP de Sevilla sea "el patito feo" del partido, defendiendo que "en ocasiones" ha conseguido "resultados electorales francamente envidiables por muchos".

Durante una entrevista con Europa Press, Virginia Pérez ha definido las "nuevas líneas de actuación" que marcarán las estrategias del PP de Sevilla, en la nueva etapa abierta en la organización tras su XIV congreso provincial, saldado con el ascenso de Pérez a la Presidencia.

Poco antes de presentar Virginia Pérez su candidatura a la Presidencia del PP sevillano, por cierto, su sector difundía un decálogo de ideas y propuestas, apostando entre otros aspectos por "la democracia interna, el respeto al espíritu crítico, la transparencia" y que los órganos colegiados del partido favoreciesen las "decisiones colectivas".

En dicho documento, recogido por Europa Press, se advertía de un "alejamiento de la militancia", abogando por un "fomento del análisis crítico" dentro del propio partido, "la normalización de la discrepancia y el planteamiento alternativo", así como una potenciación de la "producción de ideas". En el propio documento, además, se reconocía que "hasta el momento, el PP no se ha ganado la confianza mayoritaria de la sociedad sevillana", proponiendo "configurar un amplio espacio común donde cualquier ciudadano de cualquier municipio pueda sentirse representado, en un proyecto integrado por personas fiel reflejo de la configuración social".

Al respecto, y en consecuencia, Virginia Pérez ha asegurado que las "líneas de actuación" del PP sevillano en este nuevo periodo estarán marcadas por "una base crítica importante" y "mucha vinculación con la sociedad".

LA CONEXIÓN CON LA SOCIEDAD

Después de que el PP de Sevilla pasase de 380 a 282 concejales en las elecciones municipales de 2015, perdiendo alcaldías como las de Sevilla capital, Espartinas, Mairena del Aljarafe, Bormujos o Bollullos de la Mitación, y de que pasase de siete a cuatro diputados autonómicos en los comicios regionales de aquel mismo año, Virginia Pérez ha opinado que "en algún momento", el PP sevillano perdió "el ir de la mano de la sociedad".

"Eso es precisamente lo que estamos intentando recuperar", ha enfatizado, explicando que la idea en esta nueva etapa es restituir la confianza "de todas las personas que dieron su apoyo al PP (en Sevilla) en algún momento".

Para ello, Virginia Pérez aboga por un PP de Sevilla "positivista, constructivo y que ofrezca soluciones a los problemas que tienen los ciudadanos". "El negativismo aporta poco", ha advertido, considerando que en esta posición "están instalados otros partidos, los partidos radicales de izquierda".

Volviendo al aspecto de los resultados electorales, Virginia Pérez ha descartado que el PP de Sevilla "tenga que ser el patito feo" del partido, toda vez que la provincia de Sevilla es un tradicional feudo del PSOE, que por ejemplo ha sido la fuerza más votada en dicha provincia en todas y cada una de las elecciones generales celebradas hasta ahora. En los últimos comicios generales, los de junio de 2016, los populares sevillanos sí lograron empatar a cuatro diputados con el PSOE de Sevilla, que no obstante superó en más de 18.000 votos al PP.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA

Virginia Pérez, empero, ha defendido que "en ocasiones", el PP de Sevilla ha conseguido "resultados electorales francamente envidiables por muchos". Y es que el PP, todo sea dicho, logró en las elecciones municipales de 2011 una histórica mayoría absoluta de 20 concejales en Sevilla capital, y a lo largo de los últimos años ha alcanzado logros como arrebatar al PSOE alguno de sus bastiones municipales, como es el caso de Mairena del Alcor o Mairena del Aljarafe, si bien en este último caso la Alcaldía recayó en manos socialistas en 2015.

Virginia Pérez, en cualquier caso, asume "de buen grado" la "responsabilidad" de mejorar los resultados electorales, considerando que para ello, el PP de Sevilla cuenta con "unos recursos humanos magníficos".

Sí reconoce, de otro lado, que el PP de Sevilla "tiene un problema" de implantación en la provincia, al carecer de representación en 27 municipios, "fundamentalmente" en las comarcas de la Sierra Sur y la Sierra Norte, por ese orden. No obstante, asume la "responsabilidad" de lograr que el PP se implante "en todos los municipios de la provincia", para "llegar a todos los ciudadanos".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies