Visto para sentencia el juicio contra un profesor por un delito de abuso sexual a una menor en Sevilla

Juzgado de instrucción y de lo penal
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 14/03/2018 19:13:01CET

SEVILLA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El juicio contra un varón como presunto autor de delito de abuso sexual a una menor, de 16 años de edad, en un colegio de la capital andaluza, donde el encausado trabajaba como profesor en mayo de 2016, cuando ocurrieron los hechos denunciados, ha quedado visto para sentencia después celebrarse la vista oral este miércoles en el juzgado de lo Penal número 15 de Sevilla.

Tras la vista oral, el Ministerio Fiscal ha rebajado su petición de condena inicial de dos años y tres meses de prisión a 20 meses de multa, a seis euros diario, en virtud del artículo 181.1 del Código Penal, mientras la acusación también la reduce, en este caso, de dos años y tres meses de cárcel a dos años, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

La Fiscalía de Sevilla, en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, relata que el investigado, en su condición de funcionario público del Cuerpo de Maestros, desempeñaba sus servicios como maestro de Primaria durante el curso escolar 2015-2016 en un centro de la capital.

"Guiado por satisfacer sus deseos sexuales y aprovechando la autoridad como tal, el día 13 de mayo de 2016 cuando la alumna --víctima de los presuntos abusos--, de 16 años de edad, entró en la clase del acusado para pedir un 'cleenex' para otra alumna pequeña que se encontraba en el cuarto de baño, éste salió detrás de ella y en los lavabos, en contra de su voluntad, la agarró por la cintura y le dio un beso en la boca", según el relato de los hechos de la Fiscalía.

Tras ello, según el Ministerio Fiscal, la alumna "lo apartó y salió corriendo". Anteriormente a los hechos, el acusado se había puesto en contacto varias veces con la menor a través de las redes sociales y "le había referido comentarios y efectuados gestos que sugerían un flirteo con ésta". Según la Fiscalía, los hechos relatados constituyen un delito de abuso sexual, sin que concurran circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.

El juicio, que ha finalizado pasadas las 16,00 horas de este miércoles, ha contado con la declaración de bastantes testigos, entre ellos profesores compañeros del acusado y una pedagoga del centro. A pesar de algunas contradicciones entre estos testimonios, la pedagoga del centro, según las citadas fuentes, ha explicado que, tras realizarle un análisis sobre la personalidad, la menor presenta parámetros "normales" en relación a aspectos como autocontrol, emocionales o atención.

Esto, según han resaltado, evidencia que su versión de los hechos "atiende a la verdad". Por contra, el acusado, en su versión, ha señalado que es la menor quien "se insinuó" y quiso besarle. En este sentido, dos testigos han indicado que la aluman tenía comportamientos o actitudes que podrían reflejar que se insinuaba al maestro.

Frente a esto, otros testigos y compañeros del procesado han discrepado de la versión del acusado y han corroborado de la menor. No obstante, las fuentes del caso han señalado que al ocurrir los hechos en un lugar "oculto" no es fácil probar éstos por la falta de testigos presenciales, quedando sólo confrontar las versiones de denunciante y denunciado.

Cabe recordar que fuentes del caso señalaron anteriormente a Europa Press que el acusado "no era profesor de la alumna", quien en ese curso estaba en 4º de ESO. Al mismo tiempo, las citadas fuentes han indicado que la dirección del centro en el que ocurrieron los hechos ha actuado "con rotundidad" contra el profesor, que ya no trabaja en el mismo, donde tampoco permanece la menor.

El juicio inicialmente estaba fijado para el 23 de enero, pero quedo suspendido, a petición de la acusación, por la no comparecencia de una testigo, en concreto la pedagoga del centro, quien en su momento emitió un informe sobre la personalidad de la menor.