La viuda de Carlos Parra, "muy aliviada" con la sentencia que considera que Ortega Cano iba bebido

Actualizado 17/12/2013 22:41:20 CET

SEVILLA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La viuda de Carlos Parra, el hombre que falleció en el accidente de tráfico provocado por el extorero José Ortega Cano, se ha mostrado este viernes "muy aliviada" con la sentencia en la que la Audiencia Provincial de Sevilla ha confirmado su condena a dos años y medio de cárcel con el añadido de que considera que conducía bajo los efectos del alcohol.

Así lo ha señalado a preguntas de los periodistas el abogado que ejerce la acusación particular en nombre de la familia de Carlos Parra, Andrés Avelino Romero, quien ha dicho que la viuda del fallecido "se siente muy aliviada, pues no entendía" que, a pesar de la prueba en la que el imputado arrojó un resultado de 1,26 de gramos de alcohol por litro en sangre, en la primera sentencia "no se hubiera indicado que iba bebido".

La viuda de Carlos Parra "estaba totalmente convencida de ello", por lo que "el alivio que ha sentido es enorme, porque con independencia de la pena privativa de libertad o no que exista, realmente el que se sepa que iba bajo la influencia de bebidas alcohólicas es un llamamiento a lo que es la verdad, a lo que todos sabíamos y a lo que se esperaba".

Y es que, según el abogado, "a la familia le dolió mucho" que no se le condenara por conducir bajo los efectos del alcohol, "cuando todos sabíamos que la sangre" analizada por el Instituto Nacional de Toxicología "era de Ortega Cano".

El abogado, que ha informado de que a partir de ahora estudiarán un posible recurso ante el Tribunal Constitucional, ha remarcado que la sentencia "es satisfactoria", habida cuenta "de que se ha estimado la conducción bajo los efectos del alcohol, con lo cual podemos decir desde este momento que iba bebido".

"La Audiencia Provincial, en todo momento, no se ha planteado que se haya vulnerado la cadena de custodia y ha indicado que siempre existió, pues la extracción de la sangre fue reglamentaria, así como su traslado al Instituto Nacional de Toxicología", ha asegurado.

Por último, ha dicho que, "desde la perspectiva de la acusación particular", el extorero "por supuesto que sí debería entrar en prisión" tras ser condenado a dos años y medio de prisión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies