Diputación promueve la habilitación de una zona turística de ocio en la playa de San Nicolás

Actualizado 06/08/2010 19:05:36 CET

SEVILLA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Sevilla promoverá, con cargo a los fondos Feder, la mejora de la accesibilidad en la playa artificial de San Nicolás del Puerto; con un presupuesto de 180.000 euros, se adecuará la margen derecha del arroyo Galindón, afluente del río Huesna, con el objetivo de crear una zona turística de ocio que realce este lugar idóneo para el baño natural.

La zona en la que la institución provincial va a intervenir se extiende, en su mayor parte, entre los dos puentes, el moderno puente carretero y el antiguo puente peatonal. Además, se incluyen obras complementarias en la zona de la misma margen derecha y mejoras en las elevaciones que forma el terreno en la margen izquierda.

Exactamente, las acciones de mejora se centrarán en cubrir y dotar de sombra cada una de las tres terrazas de estancia que hay en la zona --a través de una estructura tubular rematada con láminas de brezo-- y la instalación de farolas enfocando la zona de baños. Por último, en las parcelas verdes que ya tienen algunos nogales plantados se plantarán sendos magnolios grandifloras, rodeados por un banco; para mejorar la accesibilidad se dispondrá de una rampa de bajada que comunicará con la plataforma de acceso a la calle Galindón.

Esta rampa será diseñada para el cumplimiento de la normativa de accesibilidad y quedará limitada por una barandilla de seguridad. En paralelo, se mejorará el aspecto general de la zona sustituyendo elementos decorativos, poco adecuados, por otros en consonancia con la obra existente y el lugar.

Esta intervención en San Nicolás del Puerto, que supone una inversión de 179.458,01 euros, se ha iniciado parcialmente, no interviniéndose en determinadas zonas para posibilitar los baños públicos durante el período estival.

La playa artificial se adecuó en los años ochenta, con autorización del Estado y La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG). Inicialmente se colocaron unas compuertas adosadas al puente --de cimentación romana-- y mediante su cierre se creó una playa artificial que constituye una singular zona de baño natural que se ha convertido en uno de los principales atractivos del pueblo. Posteriormente se procedió a trasladar estas compuertas aguas abajo, liberando al puente de estas instalaciones metálicas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies