Málaga.- Turismo.- El Ayuntamiento aprueba una adenda al Plan Turístico para la mejora del entorno sur de la Catedral

Parada de taxis en Málaga capital
EUROPA PRESS
Publicado 06/09/2013 19:18:16CET

El proyecto permitirá la rehabilitación de las calles Postigo de los Abades, Cortina del Muelle, Cañón y Molina Lario

MÁLAGA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La junta de gobierno local del Ayuntamiento de Málaga ha aprobado este viernes la quinta adenda al Plan Turístico, el trámite administrativo que permitirá dar luz verde a la financiación de la segunda fase de este proyecto, que contempla la rehabilitación de las calles y plazas próximas a la Catedral.

Este nuevo plan de acción tiene el propósito de unir el centro histórico de la capital con el puerto y el Palmeral de las Sorpresas mediante la rehabilitación del tramo final de Molina Lario y las calles Cortina del Muelle, Postigo de los Abades y Cañón, según han informado en un comunicado desde el Ayuntamiento malagueño.

En concreto, la adenda aprobada prevé una inversión total de 4.650.847,47 euros, que serán financiados por la Consejería de Turismo y Comercio en un 60 por ciento (2.790.508,48 euros) y por el Ayuntamiento de Málaga en un 40 por ciento (1.860.338,99 euros).

El Plan Turístico de Málaga Ciudad nació del acuerdo de colaboración entre las administraciones local y autonómica, poniendo de manifiesto la coordinación de las instituciones públicas con el fin de fortalecer la imagen de la capital como un destino cultural y urbano de primer orden en el ámbito internacional.

De este modo, se pretende como objetivo prioritario diversificar las posibilidades urbanas, culturales y de ocio de Málaga ciudad, fortaleciendo de esta manera el segmento urbano y cultural como pilar fundamental del desarrollo de la industria turística malagueña.

La segunda fase, que se pondrá en marcha próximamente, contempla la realización de una serie de trabajos para mejorar la zona sur de la Catedral y afectará a las calles Postigo de los Abades, Cortina del Muelle, Cañón y Molina Lario, lo que servirá para poner en valor uno de los monumentos más significativos de la ciudad y favorecerá el propósito de unir el centro histórico con el puerto.

Las obras permitirán, además, la mejora de los pavimentos, saneamiento, jardines, mobiliario urbano, etcétera. Para el entorno inmediato se plantea la potenciación de los espacios peatonales.

Por un lado, el que conecta la plaza de la Marina y el Paseo del Parque a través de la calle Molina Lario con la plaza del Obispo y la calle Postigo de los Abades. Por otro, la conexión e integración del Parque se realizará desde la glorieta en la que se ubica el monumento al Comandante Benítez y conecta con el entorno de la girola y la calle Cañón.

Las obras ya realizadas de la primera fase, que han supuesto la mejora del entorno del Museo Picasso Málaga (MPM) y la puesta en valor de las calles Alcazabilla, Pozo del Rey, San Agustín, Cister, Duque de la Victoria y el primer tramo de Molina Lario, han conllevado una inversión de 2,9 millones de euros.

El Plan Turístico de Málaga, suscrito en 2009 entre las dos administraciones, contemplaba también un tercer eje, con actuaciones para reactivar el espacio litoral con intervenciones singulares en las zonas de El Palo y Pedregalejo, como la construcción de miradores en la playa, la prolongación y ampliación de paseos marítimos a través de pasarelas o la revitalización de la plaza del Mar, entre otras.

TERCERA FASE

Sin embargo, actualmente, la Administración autonómica no contempla la realización de esta última fase, han precisado desde el Ayuntamiento. De hecho, han advertido de que seguirán luchando por ponerla en marcha debido a "su importancia para el sector turístico de la ciudad y para la rehabilitación de nuevos espacios en el distrito Este".

Por otra parte, la junta de gobierno local ha aprobado también el expediente de contratación de la enajenación de cinco vehículos de Bomberos. Cada uno de ellos tiene un importe mínimo de 350 euros.

Solamente podrán concurrir a la licitación organizaciones o federaciones no gubernamentales, sin ánimo de lucro, implicadas en proyectos de ayuda humanitaria y de cooperación internacional a poblaciones subdesarrolladas. Además del precio ofertado, deberán hacerse cargo de los gastos de transporte.

Se trata de dos bombas urbanas pesadas, una forestal pesada, una nodriza ligera y un furgón de útiles varios. Todos ellos se han declarado bienes no utilizables y han sido desafectados del servicio público al que estaban adscritos.

Estos vehículos se ponen a la venta por no ser ya adecuados a los protocolos de intervención implantados en el servicio de extinción de incendios. Algunos de ellos están obsoletos y muy deteriorados y otros sufren averías que, por el coste de las reparaciones y su antigüedad, no es aconsejable realizarlas.

Las bombas urbanas pesadas, la bomba nodriza ligera y el furgón de útiles no permiten la ubicación y anclaje de los útiles, herramientas y maquinaria que, actualmente, utiliza el Real Cuerpo de Bomberos de Málaga. Además, las bombas urbanas y la nodriza ligera no cumplen la normativa europea vigente.

El principal objetivo de esta venta es el apoyo a organizaciones de carácter humanitario, para que estos vehículos puedan ser utilizados en poblaciones pequeñas situadas en países en vías de desarrollo. En ningún caso podrán ser revendidos o destinados al desguace.

Cuando se valoren las ofertas no primará el precio, sino que, fundamentalmente, se tendrá en cuenta el interés general del proyecto específico al que se vayan a destinar los vehículos, especialmente si están relacionados con la extinción de incendios, rescates y salvamentos; labores accesorias como la formación y prácticas; el desarrollo de los pueblos, y las ayudas humanitarias.