Un "problema técnico" con las cámaras de seguridad retrasa la apertura del Museo de la Cerámica

Actualizado 05/06/2014 14:57:09 CET

SEVILLA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un "problema técnico" relacionado con las conexiones de las cámaras de seguridad está retrasando la apertura del Museo de la Cerámica de Triana, promovido por el Ayuntamiento hispalense y la Junta de Andalucía en la antigua y emblemática fábrica de Santa Ana. El concejal de Empleo, Economía y Turismo del Ayuntamiento hispalense, Gregorio Serrano, y la delegada de Territorial de Turismo y Comercio de la Junta, Granada Santos, esperan no obstante que a finales de este mes abra al fin este espacio.

"Estamos rematando el Museo de la Cerámica de Triana. Ha habido un pequeño problema con la conexión de las cámaras de seguridad, pero ya estamos resolviendo ese problema técnico. Se está solucionando", ha explicado Gregorio Serrano este jueves, en rueda de prensa, al ser interrogado sobre la fecha de apertura de este espacio turístico. "Espero que como máximo, el museo esté dispuesto a final de mes", ha dicho Serrano admitiendo "un retraso de un mes y medio", al menos, respecto a la anterior fecha del mes de abril.

El Museo de la Cerámica, creado en la antigua fábrica de Santa Ana, ubicada en Triana y uno de los últimos centros de producción de cerámica de Sevilla capital, contará con piezas cerámicas ideadas por Aníbal González y que decoraron la monumental Plaza de España, piezas de la colección museográfica del Ayuntamiento hispalense, obras prestadas por el coleccionista Vicente Carranza, la Junta de Andalucía y el Estado, con una selección a cargo del catedrático de historia del arte Alfonso Pleguezuelo.

Igualmente, serán visitables varios hornos históricos, alguno de ellos del siglo XVI, el pozo de agua, los depósitos de arcilla, las molinas de minerales, las almágenas o recipientes para guardar los pigmentos preparados, el torno de alfarero, las tablas de oreo de piezas y secado de moldes o el tablero donde los pintores decoraban los grandes paneles de azulejos. Se trata, en todos los casos, de antiguos equipamientos pertenecientes a la fábrica de cerámica de Santa Ana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies