Caja Inmaculada ofrece a sus clientes un buzón on line y un servicio de facturación electrónica

Actualizado 07/11/2008 12:42:23 CET

ZARAGOZA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Caja Inmaculada (CAI) ha puesto a disposición de sus clientes varios servicios electrónicos que le permiten ahorrar papel y espacio digitalizando el papeleo. Por una parte, con el servicio Buzón CAI On Line, cualquier usuario puede almacenar en un servidor de Internet toda la correspondencia de la entidad y, por otra, la factura electrónica (e-factura CAI) permite a autónomos pymes y grandes empresarios, sustituir el documento en papel por otro digitalizado con idéntico valor legal.

El buzón electrónico permite, según informó la entidad, que los clientes reciban, archiven y consulten la correspondencia de sus operaciones financieras en la página web www.cai.es. El servicio proporciona un sistema de almacenaje de la correspondencia en un entorno seguro y confidencial y tiene importantes ventajas frente al correo postal y al correo electrónico.

Respecto al correo tradicional, el Buzón CAI On Line es más rápido, elimina las incidencias que pueden originarse en las distintas fases de manipulación de los documentos tradicionales y permite un fuerte ahorro de costes y de materias primas. Por cada 30.000 clientes que utilicen este servicio se ahorrarán 5.300 kilogramos de papel. Con ello se evita la tala de 64 árboles (más de 10 toneladas de madera), el consumo de 1.324.000 litros de agua y de 25.000 kilowatios de energía y generar 8 toneladas de residuos.

Respecto a las ventajas sobre el correo electrónico, el buzón supone una mayor seguridad porque evita los spam (correo masivo), el phising (suplantación de identidad) y los problemas de recepción por buzón lleno al no ocupar espacio en el disco duro del ordenador del usuario, ya que la información se almacena en el servidor de la entidad. El cliente puede descargar e imprimir los documentos a su disco duro al estar guardados en formato de documento de texto 'pdf'.

E-FACTURA

El servicio e-factura CAI genera documentos electrónicos con todas las garantías legales y fiscales. Además, incorpora la firma electrónica que tiene validez ante la Administración Tributaria y que garantiza la autenticidad de la factura e impide modificaciones posteriores en la misma.

Este sistema de facturación electrónico permite un ahorro de costes de hasta 0,75 euros por factura emitida y elimina los riesgos que conlleva la manipulación de los documentos en papel. Además, su uso no requiere instalar un software adicional.

El cliente que recibe una factura electrónica, puede revisarla, aceptarla total o parcialmente y comunicar discrepancias al emisor. La aplicación incorpora una gestión de cobros y pagos integrada con el servicio de CAI On Line, de forma que el usuario puede decidir la forma de pago, abonar cada factura individualmente o varias facturas en un único pago y obtener la financiación de la Caja.

Además, la e-factura agiliza el período de cobro, simplifica y mejora la gestión y reduce el uso del papel y de consumibles.

Con el Buzón CAI On Line y la e-factura Caja Inmaculada quiere poner la tecnología al servicio de sus clientes y responde a su compromiso con la conservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible. La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) otorgó a la entidad el certificado de Gestión Ambiental ISO 14001.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies