El CEE Alborada de Zaragoza utiliza nuevas tecnologías en las aulas para mejorar la comunicación con los alumnos

 

El CEE Alborada de Zaragoza utiliza nuevas tecnologías en las aulas para mejorar la comunicación con los alumnos

Actualizado 25/08/2007 14:20:21 CET

ZARAGOZA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Educación Especial Alborada, ubicado en Zaragoza, utiliza las nuevas tecnologías en las aulas para mejorar la comunicación de sus alumnos, con edades comprendidas entre los 3 y 21 años, que presentan deficiencias mentales asociadas a trastornos motrices, parálisis y dificultades para hablar.

Se trata de programas de 'software' libre con código abierto desarrollados por el Departamento de Informática e Ingeniería de Sistemas y el Departamento de Electrónica de la Universidad de Zaragoza y el Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A).

"Hace muchos años nos vimos en la necesidad de incorporar instrumentos de comunicación para controlar el entorno, pero resultó que, o no había nada o la tecnología era muy cara", explicó la directora del centro, Beatriz Martínez, en declaraciones a Europa Press.

De este modo, "hace cuatro años, nos pusimos en contacto con el Centro Politécnico Superior de la Universidad de Zaragoza, a quien les explicamos nuestras necesidades y ellos se interesaron y comenzamos a colaborar", continuó.

"Cuando tuvimos esto en marcha, nos dirigimos al servicio provincial de Educación de Zaragoza y al Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, que nos han proporcionado recursos materiales y humanos" ya que "dos de los maestros estudian las necesidades de los alumnos y las transmiten a los ingenieros", explicó Martínez.

Por su parte, el jefe de estudios del CEE Alborada, Pedro Peguero, remarcó que "un aspecto importante de este trabajo es la estructura de coordinación, que permite revertir a la sociedad parte del esfuerzo que se ha hecho en la formación de los universitarios", con los que se trabaja a través de proyectos fin de carrera, trabajos de asignaturas y alumnos de doctorado, que complementan una parte de sus investigaciones.

"La difusión de estas herramientas, cuando estén testadas, es fundamental, así como el entrenamiento de los usuarios, para que puedan utilizarlas en casa", resaltó Peguero a Europa Press. Los programas se han dado a conocer en Centros de Profesores y Recursos. Además, el hecho de que el código sea abierto y que sea software libre "permite que se revierta al resto de usuarios y que se mejore".

UN RATÓN VIRTUAL

El primer proyecto con el que se inició la colaboración "fue un 'ratón virtual' para una niña que tenía problemas motrices y que únicamente controlaba el movimiento de una rodilla", afirmó el jefe de estudios de este centro de educación especial, Pedro Peguero.

Con este dispositivo, "se puede manejar cualquier programa informático, como internet o un procesador de textos con teclado en pantalla, pero siempre dentro de los niveles cognitivos del usuario", especificó Peguero.

El objetivo fundamental de esta aplicación es el control del ratón físico del ordenador a través de otros dispositivos --teclado, pulsador o micrófono--, adaptados a las características individuales de cada sujeto. Este programa se puede descargar en la página web del centro 'http://centros6.pntic.mec.es/cpee.alborada/cps/index.html'.

En la última fase de testaje se encuentra un dispositivo de orientación temporal, que está instalado en este centro de Zaragoza y en otro de Teruel. "Se trata de un 'hardware' que a través de luces y sonidos organiza el tiempo de las personas por el sistema de vaciado de tiempo", indicó Peguero.

"Es un mecanismo para trabajar con la interiorización del tiempo, que se puede aplicar a niños con problemas de autismo, hiperactividad y trastornos de conducta y también podría tener aplicaciones en personas mayores que sufran demencia senil y alzheimer", añadió el jefe de estudios.

Además, se está finalizando la segunda versión del Proyecto TICO, que se presentará a finales del mes de septiembre. Es una "herramienta que permite generar tableros de comunicación, que permite trabajar tanto a profesores como a usuarios finales". Se trata de "parrillas con iconos cuyo marcaje por el usuario traslada un mensaje", continuó Peguero. Estos sistemas "ya existen en el mercado, pero son muy caros, por lo que no son operativos".

Este sistema puede ser utilizado por personas que necesitan el apoyo de un sistema aumentativo de comunicación. De esta forma, "se producen una serie de símbolos para expresar frases tan cotidianas como 'me pica la espalda', 'quiero ir al baño' o 'tengo hambre'", indicó la directora del centro, Beatriz Martínez.

"Antes hacíamos los tableros de comunicación de forma manual, señalando dibujos, pero ahora son los propios alumnos quienes los generan a través de múltiples símbolos digitales, imágenes e incorporando letras", explicó la directora.

Asimismo, este 'software' facilita la interacción con el entorno a personas con graves trastornos en la expresión oral, aumentado así autonomía y las posibilidades de interrelación con el medio. La aplicación, además, incorpora la lectura de la frase acumulada y puede programarse como elemento de control del entorno.

El Proyecto TICO lleva incorporada una entrada de control de entorno, un 'software' que posibilita que personas con movilidad reducida puedan encender la televisión, subir y bajar las persianas, encender y apagar las luces, poner el equipo de música e, incluso, jugar al Scalextric, añadió Peguero.

PREMIOS DE INGENIERÍA

El programa 'Vocaliza 1.0.2.' está "dirigido a aquellos alumnos que son capaces de expresar sonidos, pero que no se les entiende", indicó Martínez. Este programa de ayuda a la logopedia se encuentra en fase muy avanzada y lleva grabada una base de datos que recoge la forma específica en que cada alumno emite los sonidos para comunicarse, aunque esa pronunciación sea deficiente.

"El 'software' reconoce las emisiones vocálicas de sonidos de los alumnos y las traduce", comentó Peguero. Hasta ahora sólo se traducen palabras, por lo que "estamos trabajando en el léxico para ampliarlo a los requisitos del lenguaje y está en fase de diseño aplicaciones al lenguaje funcional, a través de avatares", añadió el jefe de estudios.

'Vocaliza' permite a estas personas con patologías en el habla mejoren su capacidad de comunicación y ha recibido el premio INDRA al mejor Proyecto Fin de Carrera en Nuevas Tecnologías para la Discapacidad, en la XXVII convocatoria de estos premios y tesis doctorales que organiza el Colegio Oficial de la Asociación Española de Ingenieros de Telecomunicación, así como el primer premio al mejor Proyecto Fin de Carrera en la VII Noche de las Telecomunicaciones que organiza el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación de Aragón.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies