Un chaleco portátil permite captar los movimientos humanos para analizar las lesiones musculoesqueléticas

Actualizado 02/11/2007 10:28:08 CET

ZARAGOZA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

En Aragón no faltan jóvenes emprendores e innovadores. Un ejemplo de ello es el grupo de investigación y desarrollo en ergonomía (ID-ERGO) del I3A que ha diseñado un nuevo sistema portátil que captura el movimiento humano basado en sensores inerciales.

El objetivo de este nuevo invento es analizar las lesiones musculoesqueléticas a base de los movimientos captados en cualquier situación real: tanto laboral como deportiva.

La técnico de ergonomía, médico y colaboradora de ID-ERGO, María Jesús Boné, explica que este campo es importante en la medicina ya que "estudia las necesidades, capacidades y habilidades de los seres humanos, analizando aquellos aspectos que afectan a los actos y gestos involucrados en toda su actividad".

En definitiva, lo que "tratamos con la ergonomía es diseñar los productos y los trabajos de manera que sean éstos los que se adapten a las personas y no al contrario", afirma Boné.

Y a esto se ha dedicado el I3A que ha creado un chaleco portátil que facilita y adelanta las investigaciones en este campo. La técnico explica que anteriormente se habían hecho muchísimos estudios "pero con una maquinaria más compleja y sin salir del laboratorio con lo que teníamos que simular situaciones reales". En cambio, "ahora con un chaleco podemos captar los movimientos de las personas mientras trabajan o realizan otro tipo de actividad a tiempo real", comenta.

Los resultados obtenidos son muy relevantes para el avance de la ergonomía. Por ejemplo, Maria Jesús Boné asegura que "un problema lumbar puede potenciarse por una mala postura de trabajo, aunque se trate de un puesto donde se trabaja sentado. Estamos trabajando para dar soluciones a las personas que sufren estas dolencias".

Ahora mismo el I3A está centrando su investigación en el estudio del sector industrial. Este empleo, "requiere levantamiento de peso en muchas ocasiones y tiempo de pie que hace que las posturas sean más forzadas y que ocasionen más peligros para el cuerpo".

Una vez que la investigación se acabe el I3A pasará la información al servicio de prevención de la empresa para que "tome las medidas necesarias", explica Boné.

Los deportistas son otros de los beneficiarios de esta investigación. Ahora mismo, la Facultad de Ciencias de la Salud de Huesca cuenta con un equipo para analizar los movimientos deportivos de los alumnos de la carrera de Educación Física.

Los resultados del estudio de la ergonomía en el ámbito de deporte permitirán corregir "malos hábitos" de muchos profesionales y aficionados al deporte ya que indicarán la velocidad que se puede alcanzar, las aceleraciones, los ángulos. "Todo esto mejorará el rendimiento y la salud", concluye Maria Jesús Boné.