SIRASA participa en un programa europeo para el estudio del uso de biocombustibles en el sector del transporte

Actualizado 04/10/2008 13:12:55 CET

ZARAGOZA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad de Infraestructuras Rurales Aragonesas (SIRASA), empresa pública del Gobierno de Aragón adscrita al Departamento de Agricultura y Alimentación, participa con otras seis entidades europeas, entre las que se encuentran municipalidades, provincias e universidades, en un programa para el estudio del uso de biocombustibles esencialmente en el sector del transporte.

Este programa denominado 'Adore it' ha celebrado su primera reunión de trabajo en Groningen (Holanda), en el que se han expuesto los objetivos específicos de cada socio. El programa tiene un plazo de ejecución de 36 meses y 800.000 euros de presupuesto, según explicó a Europa Press el responsable de este programa en SIRASA, Alfonso Campo.

Cada uno de los socios realizará la investigación desde una perspectiva distinta con la intención de poder realizar una serie de conclusiones conjuntas.

Concretamente, SIRASA estudiara los problemas que encuentra la implantación de los combustibles biológicos en los diferentes estadios, es decir, desde los cultivos energéticos, pasando por la producción de biodiésel, la distribución y el potencial usuario.

Alfonso Campo indicó que Aragón ha sido elegido para esta fase de la investigación porque es una región con capacidad en los cuatro estadios citados, tiene capacidad de cultivo, plantas de producción, redes de distribución y potenciales usuarios en las flotas de las empresas de transporte.

Respecto a los cultivos, Campo señaló que pese a las grandes posibilidades que existen en el territorio aragonés, los cultivos energéticos tienen un peso muy pequeño. Este mismo estudio les permitirá concretar el peso real de los cultivos energéticos en Aragón.

Asimismo, achacó a la "desinformación" del agricultor la escasa implantación de estos cultivos, "no saben qué cultivos pueden encontrar mercado en este sector o quiénes son los posibles compradores".

En este aspecto, SIRASA también realizará una campaña de información, dirigida a los agricultores sobre la posibilidad de introducir plantaciones, como la colza en cultivos energéticos. También les puede poner en contacto con demandantes de materia prima para la producción.

PLANTAS

En Aragón existen un total de seis plantas de biodiésel y bioetanol, aunque actualmente sólo dos están en funcionamiento y las otras cuatro se encuentran en proyecto, "unos más avanzados que otros". La capacidad de estas plantas también es muy diferente teniendo la de mayor dimensión capacidad para producir 120.000 kilotoneladas, según el responsable del programa.

En este aspecto el programa estudiará de qué materias primas se nutren estas plantas y dónde se cultivan. Actualmente algunas productoras compran o cultivan en países en vías de desarrollo por el alto precio de los aceites en Europa, pero, según Alfonso Campo, esta materia prima se puede abaratar mucho.

De la misma manera se estudiará dónde va el biodiésel producido en Aragón, cuánto se exporta y para qué usos se destina. Aunque la investigación comience ahora y aún no esté cuantificado, Campo comentó que la distribución en el interior de la Comunidad es mínima. También se realizará un estudio sobre las estaciones de servicio.

Por último, se cuantificará el uso que de estos carburantes hacen las flotas de camiones y las causas del bajo consumo, tales como la falta de distribución, el precio, o la incompatibilidad con la maquinaria.

En este sentido, Campo argumentó que uno de los factores que entorpece el consumo de biocarburantes es la política de los fabricantes de camiones que ofrecen menos garantías a los usuarios si utilizan carburantes biológicos, ante la creencia de que castigan más a la maquinaria. Esto también lleva a los usuarios a desestimar el uso de combustibles biológicos por el temor de tener que incrementar el gasto en mantenimiento.

ADORE IT

El primera reunión del programa Adore It, se produjo esta semana en la provincia holandesa de Groningen. En el proyecto junto a SIRASA y a Groningen, participan la Universidad de Ciencias de la Vida de Estonia; la municipalidad de Östersund (Suecia) la Agencia de la Energía de la provincia de Sassari (Italia), el Instituto de Investigación de Economía del Transporte de Noruega y el Centro de Investigación en Energías Renovables de Rumanía.

Dependiendo de las características de cada uno de los socios se dedicarán al estudio de diferentes aspectos, como los usos en transportes urbanos, la producción o la comercialización.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies