Un 27 por ciento de las industrias aragonesas confían en los mercados internacionales para recuperarse en 2011

Actualizado 16/03/2011 13:14:40 CET

ZARAGOZA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un 27 por ciento de las industrias aragonesas confían en un incremento de la demanda de sus productos en el exterior, pero sólo un 6 por ciento espera una mejora en el mercado nacional, según se desprende de la Encuesta de Coyuntura Industrial de la Cámara de Comercio de Zaragoza. El Indicador de Confianza Empresarial refleja que un 90 por ciento de las empresas aragonesas confía en la exportación como vía estratégica para salir de la crisis.

La industria aragonesa confía en la internacionalización para mejorar su situación en el año 2011, aunque el sector secundario admite que el ejercicio actual tampoco será el de la recuperación del empleo. Así se desprende de la Encuesta de Coyuntura Industrial que elabora la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, a partir de la opinión de los directivos de 244 empresas.

La encuesta, que recoge un balance industrial de 2010 y analiza las perspectivas para 2011, constata la gran debilidad de la demanda nacional y apunta a que la atonía inversora de los últimos ejercicios se mantendrá en los próximos meses.

Un 27,2 por ciento de las industrias aragonesas confía en un incremento de la demanda de sus productos en el exterior, frente a un 6 por ciento que espera una mejora en el mercado nacional.

La encuesta de la institución cameral, que aporta el análisis más completo del sector desde 1993, detalla los aspectos más significativos de la evolución industrial de Aragón, a partir de las impresiones expresadas por el sector en empleo, demanda, ventas, cartera de pedidos, nivel de producción, reservas de producto terminado y materias primas, y precios.

Tras un difícil 2010 en el que un tercio de las empresas aragonesas ha reducido sus plantillas, un 54 por ciento ha tenido un bajo nivel de producción y un 50 por ciento ha vendido aún menos que en 2009, la mitad de las empresas no tiene previsto invertir en el presente año y más del 80 por ciento mantendrá el empleo, Un 16,5 por ciento de los empresarios ha reconocido que tendrá que realizar recortes de personal, frente a un 33,3 por ciento de las compañías que disminuyó su plantilla en 2010 respecto a 2009.

POCA DEMANDA INTERNA

La encuesta analiza los factores que influyen en la competitividad de las empresas industriales de Aragón, en la que la debilidad de la demanda interna es el obstáculo más importante para el desarrollo de la actividad (79,5 por ciento). Sigue en importancia las dificultades para obtener una financiación suficiente, que influye en un 32,9 por del sector.

La competencia de las importaciones, que sufren un 21,1 por ciento de las empresas y la demanda externa insuficiente (20,7 por ciento) son los otros dos factores que se sitúan como problemas para más de un 20 por ciento de las industrias aragonesas. En cambio, la necesidad de mejorar el producto, la falta de mano de obra especializada y la obsolescencia del equipo productivo apenas afectan al sector.

En el contexto de la competitividad industrial, las empresas de menor intensidad tecnológica representan el mayor lastre, ya que aquellas compañías de nivel medio o avanzado muestran una mayor confianza en la mejora de su posición competitiva en los mercados internacionales. El coste de las materias primas en general y del petróleo en particular también condicionan la actividad.

INDICADOR DE CONFIANZA

Asimismo, el Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de la Cámara de Zaragoza confirma que los mercados internacionales se configuran como la vía estratégica de salida de la crisis en Aragón, si bien se están aumentando las exportaciones pero sacrificando parte de los márgenes y beneficios.

El ICE, que detalla sus datos tanto para el binomio industria-construcción como para el conjunto de comercio y servicios, sigue en negativo en la comunidad desde octubre de 2007, cuando las empresas comenzaron a intuir los primeros síntomas de la crisis.

El índice refleja tanto los resultados del cuarto trimestre de 2010 como las perspectivas para el primero de 2011. Un 83 por ciento de las empresas aragonesas cree que la demanda es débil, porcentaje que crece hasta casi un 90 por ciento en el caso de la industria. Así, no existen claras expectativas de recuperación para el periodo entre enero y marzo, aunque se atisban esperanzas en la internacionalización: un 90 por ciento de las empresas espera exportar más o mantenerse en el mismo nivel, tras un 2011 de fuerte recuperación de los mercados exteriores.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies