Alastuey (UGT) cree que 2018 tiene que ser un año de "ofensiva sindical" y lucha contra la precariedad laboral

El secretario general de UGT-Aragón, Daniel Alastuey.
EUROPA PRESS
Publicado 12/02/2018 14:33:07CET

Ha insistido en la importancia de lograr la igualdad entre hombres y mujeres

ZARAGOZA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT-Aragón, Daniel Alastuey, ha opinado que 2018 tiene que ser un año de "ofensiva sindical" y de lucha contra la precariedad laboral. Además, ha insistido en la importancia de acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres.

Así lo ha indicado este lunes en una rueda de prensa en el Centro Arsenio Jimeno de Zaragoza, en la que ha presentado el Análisis del Mercado laboral de 2017 y las propuestas sindicales para 2018. Respecto a la situación del empleo, ha lamentado que faltan 65.000 trabajos desde el inicio de la crisis económica, en el año 2017.

Ha mencionado que la ocupación ha caído y sólo ha aumentado entre los mayores de 45 años. No obstante, ha opinado que lo que ha ocurrido es que los que conservaron su trabajo se han hecho "mayores", ya que el inicio de la crisis ya fue hace más de diez años, y que los jóvenes no han logrado incorporarse al mundo del trabajo: "Probablemente se mueven entre la precariedad y el desempleo".

Sobre el trabajo temporal, ha afirmado que repunta "cada mes" debido al tipo de contratos que se realizan. En diez años se han perdido dos millones de empleos a tiempo completo, que han sido sustituidos por parciales temporales. "El objetivo del Gobierno de flexibilizar, es decir, de precarizar, ha sido todo un éxito", ha ironizado.

De los 76.000 empleados a tiempo parcial que hay en Aragón, 60.000 son mujeres y, según el estudio de UGT, la razón mayoritaria por la que se encuentran en este tipo de trabajos es que no encuentran otros a jornada completa. Ha precisado que esta situación tiene unas repercusiones "tremendas" en las pensiones de las mujeres, dado que son más bajas.

Otro de los factores que afecta más a mujeres que a hombres es el desempleo de larga duración, ya que "casi una de cada dos paradas lleva más de un año en desempleo". En este segmento, el 62 por ciento son mujeres y el 38 por ciento son hombres.

Asimismo, ha incidido en que también se ha producido una devaluación salarial, mientras que han aumentado los excedentes empresariales. Ha lamentado que si la situación sigue así no se va a poder recuperar "la situación de antes de la crisis".

Ha incidido en que la pérdida del poder adquisitivo ha recaído, sobre todo, en los niveles más desfavorecidos. "En el 40 por ciento de la población que menos gana es donde más se han devaluado los sueldos, una situación a la que hay que sumar la devaluación de las pensiones".

Sobre los datos del paro, ha considerado que el número de parados se ha visto atenuado por la caída de la población activa en la Comunidad. Para Alastuey, la situación "global" a esta situación de "precariedad" del mercado laboral pasa por la derogación de la reforma laboral del Gobierno del PP.

DEROGACIÓN REFORMA LABORAL

Daniel Alastuey ha afirmado que el año 2018 tiene que ser el de "la ofensiva sindical" y la primera medida en la que ha incidido ha sido en la ya citada derogación de la reforma laboral. Ha criticado que los partidos de la oposición en las Cortes Generales no se pongan de acuerdo para hacerlo.

"Tenemos un parlamento que no ha sido capaz de desmantelar ni una sola de las leyes más agresivas de la anterior legislatura, seguimos regidos por la mayoría absoluta que impuso el Partido Popular. Somos los campeones europeos de precariedad laboral, tanto en temporalidad como en parcialidad no deseada, y países que van mejor económicamente que nosotros no necesitan esa desarticulación del mercado laboral para ir bien, por tanto, lo único que podemos pensar es que esa precarización sólo ha servido para traspasar rentas de los trabajadores a los empresarios".

Para acabar con esta situación, ha aclarado que lo primero que hay que hacer es limitar de nuevo los contratos temporales: "Nosotros no decimos que no tenga que haberlos, pero la mayoría están en fraude, hay que volver a definir su significado y utilidad".

Ha agregado que hay que perseguir el fraude, con sanciones "duras" que disuadan a los empresarios de "estafar a sus trabajadores". También ha abogado por eliminar algunas de las modalidades contractuales que ha impulsado el Gobierno del PP.

"Hay que llegar a pactos tanto con el Gobierno como con los empresarios para que la temporalidad y la precarización laboral se limite". Para ello, ha sostenido que una medida muy importante es acabar "con la precariedad en las administraciones públicas".

"No tiene sentido que en las administraciones españolas la precariedad esté entre el 30 y el 40 por ciento, es una barbaridad". Otro objetivo que se marca UGT para este 2018 es "un política de rentas más justa".

Para ello, las centrales sindicales han empezado con una subida del Salario Mínimo Interprofesional, que han marcado de aquí al año 2020 en unos niveles ya cercanos al objetivo que teníamos de aplicar el estándar europeo, se quedará en 850 euros al mes. "Evidentemente no es todo lo que queríamos pero es el punto de partida de los otros tres pactos salariales que hay que alcanzar".

PACTOS SALARIALES

Daniel Alastuey ha manifestado que el primer pacto salarial que hay que alcanzar es el del propio Gobierno con sus empleados públicos, que son "una parte importante de los trabajadores de este país". Ha subrayado que esto sólo depende de la acción gubernamental.

Después, ha continuado, hay que derogar la reforma de las pensiones realizada por el Partido Popular, que debería estar ligadas "de nuevo a la subida del IPC".

"Por último, hay que alcanzar un pacto de rentas con los empresarios, que permita mantener el poder adquisitivo según el IPC actual, recuperar el poder adquisitivo y hacerlo en los que peor están". Ha propuesto que los convenios colectivos fijen un salario mínimo de convenio de mil euros.

Respecto a las pensiones, ha considerado que el Pacto de Toledo debe reunirse para poder garantizarlas. Ha recordado unas declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, diciendo que había que ahorrar para complementar las pensiones, algo que ha subrayado que supondría una quiebra en el sistema.

ACABAR CON LA DESIGUALDAD DE LAS MUJERES

Otro de los objetivos que se ha marcado el sindicato ha sido el que luchar por acabar con la desigualdad de las mujeres. Aunque ha señalado que en su mayoría es un problema con "muchas ramificaciones, como cultural o social, pero ha reconocido que "desde el mundo laboral se puede hacer mucho".

"Una mujer no es igual y no tiene libertades si no tiene unas buenas condiciones laborales y una buena retribución, la libertad depende de que uno pueda manejar su vida con medios económicos suficientes". Ha asegurado que la desigualdad se ve abocada en la precariedad.

DIÁLOGO SOCIAL EN ARAGÓN

Daniel Alastuey ha mencionado que se ha cubierto "un ciclo de diálogo social en Aragón" con los últimos acuerdos alcanzados, entre ellos el Observatorio del Sistema de la Dependencia y la Ley de Diálogo Social.

Pero, "ahora tenemos que revitalizarlo para cumplir algunos objetivos". Ha aclarado que hay que reunir ya la mesa de la automoción, dada la importancia del sector y su necesidad de "mejorarlo".

Sobre las declaraciones del presidente del Gobierno autonómico, Javier Lambán, de que Aragón podría ser la primera región en llegar al pleno empleo, ha mencionado que los políticos deberían ser "más prudentes". Ha agregado que se logrará el pleno empleo cuando la región recupere los 65.000 trabajos de antes de la crisis y que es necesario que esos puestos sean "de calidad".

Aunque ha incidido en que hay que hablar de otras políticas industriales. También ha sostenido que hay "un reto pendiente con los empresarios", con quienes hay que generar "un espacio propio de relaciones laborales" para "desatascar" los convenios "en los que trabaja la población con menos poder adquisitivo".