El alcalde de Fayón y el delegado del Gobierno analizan los daños del incendio de este fin de semana

Actualizado 20/07/2009 16:32:43 CET

ZARAGOZA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Fayón, Alberto Arbolés Vicente, y el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, se han reunido hoy para analizar los daños provocados por el incendio que se declaró el pasado sábado en los municipios de Fayón y Mequinenza, en la provincia de Zaragoza, afectando a 1.180 hectáreas, y que está estabilizado, pero no controlado.

En dicha reunión, se ha hecho una primera valoración de los daños provocados por el incendio, que ha quemado 1.064 hectáreas en Fayón y 114 hectáreas de Mequinenza, y se ha acordado que las ayudas irán dirigidas a la mejora de las fincas de cultivo y masías, pinares, plantaciones de almendro y montes bajos afectados.

El alcalde de Fayón, Alberto Arbolés Vicente, ha precisado a Europa Press que todavía no se pueden precisar medidas concretas ni de cifras económicas hasta que no se haya valorado por completo los daños. "Todavía es pronto" porque el incendio "continúa y, aunque está controlado, las temperaturas con muy elevadas y sopla el viento", ha explicado.

El fuego ha pasado de nivel 2 a nivel 0 y se han empezado a reducir los efectivos. Hoy trabajan en la zona dos helicópteros y cuatro cuadrillas terrestres. El fuego podría darse por controlado a primera hora de esta tarde.

Para la extinción del incendio se ha contado con la participación, desde el sábado, de 600 personas, 200 de ellos miembros de la Agrupación de Voluntarios de Mequinenza.

EL MÁS IMPORTANTE DEL VERANO EN ARAGÓN

Desde que se declaró el incendio, a las 13.00 horas del pasado sábado 18 de julio, tuvo lugar un gran despliegue de efectivos compuesto por dos aviones FOCA, dos Brigadas Rápidas contra Incendios Forestales (BRIF), un helicóptero Kamov y dos aviones de carga en tierra, del Ministerio de Medio Ambiente.

Asimismo, actuaron ocho cuadrillas terrestres, dos cuadrillas helitransportadas, tres bulldozer, cinco autobombas, cinco técnicos de coordinación y un vehículo de puesto de mando avanzado, del Gobierno de Aragón.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) participó con una nodriza, tres autobombas y un vehículo de comunicación y otro de mando. La Diputación Provincial de Zaragoza colaboró en las labores de extinción con dos autombombas forestales, una nodriza y un vehículo ligero y los Bomberos de Fraga (Huesca) con una autobomba.

Además, intervinieron cuatro aviones del 43º Grupo de Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire, que hicieron 18 horas de vuelo durante la jornada del sábado y efectuaron 85 descargas de agua.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies