Allué (PAR) dice que la subida de la luz "es excesiva e injusta y obedece a la errática política de Zapatero"

Actualizado 28/12/2010 20:22:01 CET

ZARAGOZA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Partido Aragonés (PAR) en las Cortes de Aragón, Javier Allué, ha manifestado este martes que la subida de la luz "es excesiva e injusta" y es otra de las consecuencias "de la contraproducente política económica" del Gobierno central, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, y de su "errática política en materia de energía".

Allué ha lamentado en un comunicado "que de nuevo sean los ciudadanos los paganos", para opinar que la política energética del Gobierno central se ha caracterizado por los "bandazos" porque "no se afrontó el problema de déficit de tarifa" y, ahora, "injustamente para los ciudadanos, víctimas de la mala gestión, toca pagar factura".

El parlamentario ha recordado que el consejero de Industrial del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, del PAR, "lleva mucho tiempo reclamando que hace falta una planificación integral del sector energético e incluso un pacto de Estado para la Energía, cuyos precios son el principal problema para la mayor parte de las empresas".

"La crisis en España es particularmente grave" y las palabras de Zapatero de que la crisis en España durará al menos cinco años más, "es tanto como reconocer el pésimo estado de nuestra economía", ha dicho Allué.

Ha agregado que "mientras otros países europeos comenzarán el año 2011 creciendo, España lo comenzará con más dificultades de las que ahora tiene; los desequilibrios de las cuentas públicas son los que son, lo que hace temer que al año que viene volvamos a ser los sufridores de más subidas de impuestos".

Para Allué, el Gobierno central no dispone de margen para absorber el aumento del coste de la luz "porque durante toda la década anterior se ha falseado su precio de mercado acumulando un déficit tarifario que ha llegado a su punto límite y que hay que empezar a pagar".

El diputado del PAR ha argumentado que "hemos asistido a toda una década de planificación centralizada del sector eléctrico en la que el gobierno de Zapatero no quiso permitir que las eléctricas diversificaran las fuentes de provisión energética hacia la nuclear y ahora padecemos las consecuencias".

A su entender, el problema del déficit público "está en la dilapidación de fondos públicos que se ha hecho generando un gasto muy superior al que podemos soportar", de forma que "no se trata de falta de ingresos, sino de gasto excesivo".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies