Amado Franco asegura que con CAI "no ha habido negociación", sino que Ibercaja ofreció "hacer una gran Caja de Aragón"

Actualizado 17/06/2010 17:10:45 CET

ZARAGOZA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ibercaja, Amado Franco, aseguró hoy que con Caja Inmaculada (CAI) "no ha habido negociaciones, en absoluto" y precisó que Ibercaja se situó en la responsabilidad de ofrecer a CAI "la posibilidad de constituirnos en una gran caja en Aragón".

De este modo, se hubiera seguido el camino de otras cajas de ahorro, entre las que citó las gallegas y catalanas, y auguró que "seguramente lo harán los vascos y los andaluces". Franco incidió en que "la CAI tomó la decisión, que hay que respetar, no lo creyó oportuno y punto. No hubo absolutamente nada más".

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente de Ibercaja explicó que "nosotros hemos trabajado nuestro proyecto propio, con nuestro proyecto de futuro y no estamos cerrados a nada de cara al futuro por lo que seguimos solteros pero contentos", ironizó.

Para Amado Franco, esta primera etapa de fusiones "parece que está casi acabada" y dijo que "en Ibercaja no hemos estado quietos, hemos tenido conversaciones con media docena de entidades", aunque quiso dejar claro que "tenemos nuestro proyecto propio de futuro en base a una solidez de solvencia, una liquidez, unos muy buenos coeficientes de mora y unas previsiones, a las que generalmente el tamaño puede acompañar".

Según el presidente de Ibercaja, el tamaño de la entidad puede acompañar "siempre y cuando estas variables fundamentales no suban demasiado".

Así, argumentó que en función de los "números que analizábamos, la solidez de la Caja se vería afectada y "habría que recuperar la vía de la eficiencia, es decir, recortes de gastos, y la fórmula factible era la vía SIP" o fusión fría.

No obstante, Franco apreció que la SIP "tiene ciertas dificultades en el proceso de toma de decisión, lo cual resta agilidad a las decisiones que hay que tomar a corto y medio plazo y nos introducía una gran incertidumbre tomar esas medidas de eficiencia a corto plazo".

Por otro lado, dijo que el tema de fusiones "no ha sido posible por el veto de otros gobiernos autonómicos, como así nos lo hicieron ver en un par de ocasiones".

En cuanto a la subasta por Cajasur, Amado Franco fue tajante al aseverar que "no vamos a Cajasur, no nos compensa. A pesar de lo que haya dicho los medios de comunicación no vamos a Cajasur".

FUTURO

La previsión del presidente de Ibercaja es que viene un época "dura y difícil sobre todo para las entidades que tienen que recurrir al FROB porque "prevé reducir tamaño y los balances bajan".

Así, detalló que la reducción de tamaño se hará "vía cierre de oficinas, vía personal y reducción de las cantidades que se pueden destinar a Obra Social", y añadió que "impide hace actividades comerciales agresivas porque no puedes utilizar dinero público para hacer la competencia".

Según Amado Franco, lo importante es la solvencia. "Si tienes solvencia algún día se abrirán los mercados y te prestarán dinero", auguró para recordar que "nosotros fuimos la última entidad que hizo una emisión y la colocó en el extranjero, justo en Semana Santa, y a partir de ahora ya están cerrados los mercados".

Un segundo aspecto que destacó Franco fue la eficiencia. "Todos sabemos que en el sistema financiero español sobran oficinas" y eso significa que son personas y a unas entidades les sobrarán más y a otras menos. La eficiencia a medio y largo plazo es fundamental y para llegar a ese medio y largo plazo hay que tener solvencia".

RANKING

Amado Franco restó importancia a la posición que pueda ocupar Ibercaja porque depende de las variables que se utilice. Así, dijo que Ibercaja era la séptima u octava caja de ahorro y ahora "me parece que somos la novena, pero depende de quien se quede con Cajasur igual llegamos a la décima posición".

Otro aspecto que destacó y que hace fluctuar la posición de Ibercaja es que no están en balance los fondos de inversión. "Somos la octava gestora de fondos inversiones del país; no están en balance los fondos de pensiones y somos la segunda o tercera gestora de fondos de pensiones de empleo del país".

Al margen de las posiciones del ranking "lo que me preocupa, declaró el presidente de Ibercaja, es tener futuro y para ello hay que tener sólidas bases", sentenció Amado Franco. Puntualizó que "estamos pensando y diseñando cosas porque el futuro no se acaba en las SIP y las fusiones, todavía queda mucho por recorrer y estaremos preparados".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies